5 claves para perder peso (parte I)

Salud y bienestar

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Perder peso es una de las razones principales por la gente hace o se plantea hacer ejercicio físico, sobre todo el público femenino (Sicilia, A. et al, 2014). Por supuesto, están presentes las razones estéticas, pero actualmente también existen razones de salud y calidad de vida. Aunque el sedentarismo, cuarto factor de riesgo de muerte, es una epidemia que afecta a toda la población mundial (Kohl, H.W. et al, 2012), la conciencia ciudadana parece despertar por momentos. De esta manera, la práctica de ejercicio físico ha evolucionado desde la práctica por recreación hasta la práctica por cuestiones de salud (Valcarce, M. & Moya, D. 2016).

Enero o los meses de antes del verano son fechas claves donde este objetivo reluce con mucha fuerza, soliendo coincidir con etapas fuertes en la industria del fitness y el entrenamiento. En nuestra puesta en marcha, es importante cuidar los detalles que pueden marcar la diferencia. A continuación se exponen un par de consejos que pueden ayudarte a orientar mejor tu objetivo. Y no serán los únicos. En post posteriores queremos acercarte a más claves, que las entiendas y que puedas aplicarlas.

1. ¿Claves para perder peso? Ante todo: adherencia y sostenibilidad. Crea hábitos saludables.

Este tipo de objetivos tienen que perder prioridad en fechas señaladas. ¿No deberíamos estar sanos siempre? Cuando hablamos de sostenibilidad, nos referimos a que nuestro estilo de vida se extienda lo máximo posible en el tiempo. Y cuando hablamos de adherencia nos referimos a que, aunque no perdamos de vista la meta, disfrutemos del camino.

Por eso, este cambio que queremos producir se dirigirá hacia movernos un poco más y a comer mejor. Al igual, debería ser agradable y lo más duradero posible. Cambiar la manera de comer drásticamente y ponernos en marcha de forma muy agresiva supondrá un cambio mayúsculo. Todas las construcciones empiezan por los cimientos y poco a poco. Marcarnos objetivos realistas y a corto plazo puede ayudarnos.

“Tratar de adelgazar rápido a base de quemagrasas, batidos o pastillas para adelgazar no es la mejor solución”

Nuestro principal objetivo será pues, crear hábitos. En primer lugar incluiremos hábitos para aumentar nuestra actividad física diaria, movernos y ejercitarnos con regularidad, y el segundo para comer de manera más adecuada. Según varios estudios, tardamos de media unos 66 días en que una acción se convierta en un hábito (Lally, P., 2010). Con lo que no nos queda más que ser constantes. Para ello desarrollar ejercicio físico que sea divertido y motivante es fundamental, además de comer de una manera lo más llevadera posible.

2. ¿Cansado de dietas para perder peso? Mantente activo. ¡Muévete!

Llamamos actividad física a todo tipo de movimientos de la vida diaria que conllevan un gasto de energía. Uno de los principales objetivos cuando se quiere perder peso es aumentar la energía diaria que consumimos. Y qué mejor manera que moverse, manteniendo así un estilo de vida activo con altos niveles de actividad física.

Hay muchísimas y muy diversas actividades de la vida diaria que nos animan a movernos. Te dejamos una lista para darte ideas, e intentes mantenerte lo más activo posible:

  • Pasear al perro.
  • Desplazarnos a pie, antes que en coche o en transporte público.
  • Bajarnos del coche o el transporte público a 10-20 minutos caminando del sitio donde me dirijo.
  • Hacer la compra.
  • Cortar el césped.
  • Usar las escaleras en vez del ascensor.
  • Realizar las tareas del hogar.

Estas dos ideas parecen clave para ir avanzando, pero no son las únicas. En el próximo post hablaremos de otros pilares fundamentales, e incluso más conocidos como el ejercicio físico, la alimentación y el descanso.

Bibliografía.

  1. Clark JE. et al, (2015) – Diet, exercise or diet with exercise: comparing the effectiveness of treatment options for weight-loss and changes in fitness for adults (18-65 years old) who are overfat, or obese; systematic review and meta-analysis.
  2. Lally, P. Et al. (2010) – How are habits formed – Modelling habit formation in the real world.
  3. Kohl, H.W. et al, (2012) – The pandemic of physical inactivity: global action for public health.
  4. Seetho I.W., & Wilding J.P. (2014) – Sleep-disordered breathing, type 2 diabetes and the metabolic syndrome. Chron Respir Dis. 2014;
  5. Sicilia, A. et al (2014) – Reasons why people do exercise: A study using Self-Determination Theory.
  6. Valcarce, M. & Moya, D. (2016) – Manual y venta del entrenamiento personal.
  7. Waziri R, Hillis SL, Schneider RH. (1997) – Effects of the transcendental meditation program on adaptive mechanisms: changes in hormone levels and responses to stress after 4 months of practice.

Francisco Izquierdo
Staff técnico Wiemspro
Colegiado 57164

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
[geot_country_name]