FEDER_ES

WIEMSPRO SL en el marco del Programa ICEX Next, ha contado con el apoyo de ICEX y con la cofinanciación del fondo europeo FEDER. La finalidad de este apoyo es contribuir al desarrollo internacional de la empresa y de su entorno.

Wiemspro y rendimiento deportivo. Electroestimulación y natación

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Swimming Electrostimulation

El entrenamiento con electroestimulación se ha convertido en uno de los grandes recursos para mejorar la experiencia en multitud de prácticas deportivas. Un chaleco de EMS puede convertirse en tu mejor aliado para marcar la diferencia, especialmente si te dedicas a la natación. De hecho, la electroestimulación y natación guardan una relación bastante estrecha. Muchos profesionales han probado las técnicas EMS y han descubierto que son capaces de conseguir una gran efectividad en varios campos como el de la potencia muscular y la resistencia.

Electroestimulación para nadadores: aplicación con Wiemspro

Aún son muchos los deportistas, aficionados y profesionales, que se preguntan si la electroestimulación puede hacer algo por ellos y si es realmente útil para mejorar sus condiciones de cara a los entrenamientos y a la competición.

No es mala idea que te señalemos aquí que son muchos los deportistas que ya se han dado cuenta de las ventajas de la electroestimulación que tiene este sistema. Hablamos de grandes profesionales como el jugador de fútbol Dani Carvajal del Real Madrid C.F. o el golfista José María Jiménez, dos de los grandes campeones que ya conocen Wiemspro de cerca.

Si nos trasladamos al mundo de la natación, lo primero que hay que tener en cuenta son los músculos que entran en juego en este deporte. La clave de los grandes nadadores se encuentra especialmente en los glúteos y en los dorsales. Si bien es cierto que las lumbares y los abdominales son también importantes, son los anteriores dos grupos musculares los que deciden muchas veces quién vence en una competición.

Estas dos zonas, glúteos y dorsales, tienen mucho margen de mejora con un entrenamiento con electroestimulación. Especialmente el dorsal. Este es un músculo muy grande que puede soportar grandes cargas de trabajo, por lo que a veces, es complicado que consigas una rutina de ejercicio que lleve al dorsal a dar todo el potencial que encierra.

Teniendo en cuenta los músculos a los que hemos hecho referencia, debes tener presente que la mejora que la electroestimulación te ofrece para la natación viene dada desde dos puntos diferentes. Por un lado, la fuerza total, donde un chaleco es ideal para hacer que las nuevas fibras musculares tengan una mayor potencia. En segundo lugar, tienes que pensar en la resistencia, una característica básica de todo gran nadador.

Las sesiones de electroestimulación simulan exactamente el impulso eléctrico que el sistema nervioso envía a los músculos cuando estos se están moviendo durante el ejercicio.

Electroestimulación y natación: Cómo obtener los mejores resultados

Combinar todo esto es algo que pasa por diversas fases. No puedes pensar que basta con emplear el chaleco de electroestimulación sin más, el entrenamiento debe completarse desde otros aspectos que son fundamentales.

Es más, la EMS tiene que ser vista como un complemento al resto de fases que componen la puesta a punto de cualquier nadador, y no como la solución definitiva a todos tus problemas para alcanzar metas mayores.

Teniendo esto en cuenta, es fundamental que se mantengan las rutinas en la piscina o en aguas abiertas, dependiendo de la especialidad en la que compitas o en la que te guste participar. Esto es así porque con el entrenamiento directo en el agua, es donde vas a conseguir que el cuerpo se habitúe a las exigencias de este medio y porque la técnica solo se adquiere de esta forma.

A todo lo anterior hay que sumar una correcta alimentación. Los músculos, en lo que a potencia y resistencia se refiere, dependen en gran medida de los nutrientes que les des y de tu composición corporal.

Sumando todas las claves anteriores, tendrás un buen entrenamiento. Si además, añades sesiones de EMS, conseguirás que los beneficios de tu rutina se disparen. Por un lado, tus músculos recibirán una carga extra de trabajo mejorando en las características necesarias para nadar. Por otro lado, tu metabolismo se acelerará gracias al trabajo con el chaleco de electroestimulación, por lo que conseguirás unos niveles de músculo y grasa que estarán en lo ideal para realizar el deporte que tanto te apasiona.

La natación como deporte saludable

Siempre hemos oído hablar de que la natación es uno de los deportes más saludables que existen, ¿y sabes por qué? 

Se trata de uno de los deportes más completos que podemos encontrar, ya que cualquier persona con problemas de salud o dolores de espalda puede practicarlo, gracias a la gran flexibilidad de intensidad en su práctica que nos ofrece.

¿Por qué la natación es un deporte tan saludable?

Para entender la importancia de la se han realizado los siguientes puntos y la importancia de la constancia en el deporte de la natación.

La natación es muy importante y existe un grupo que opta por disponer de piscinas prefabricadas en sus terrenos, algunas empresas como Piscinas Plaza proveen a toda España y son actuales lideres en Aragón.

Es un deporte para todo el mundo

Todas las personas pueden practicar este deporte, independientemente de su edad y condición física. La natación no conlleva un desgaste de nuestras articulaciones y, además, se trata de un deporte muy amable para nuestro corazón.

Trabajo simultáneo de varios grupos musculares

Cuando practicamos natación estamos trabajando con una gran parte de nuestro cuerpo, ya que debemos ejercer fuerza para avanzar superando la fuerza que ejerce la densidad del agua. ¿Qué músculos ejercitamos cuando practicamos natación? Nadando se trabajan músculos de las piernas, brazos, antebrazos y manos, espalda, cuello, pectorales y abdominales.

Mejora nuestra capacidad pulmonar

La natación requiere trabajar un tipo de respiración adecuada, tanto cuando estamos flotando como cuando sumergimos la cabeza. Es así como fortalecemos nuestro sistema respiratorio gracias a este deporte, por lo que resulta muy adecuado para personas con patologías respiratorias.

Reduce el estrés

Por lo general, la práctica de ejercicio siempre reduce el estrés. La sangre circula de forma más fluida por nuestro cerebro, y se producen sustancias como las endorfinas, serotonina y dopamina que nos provocan sentimientos de bienestar y felicidad.

Además, estar dentro del agua cuando practicamos natación nos provoca una sensación más refrescante, se reduce nuestra tensión muscular y alcanzamos un estado de relajación que dura varias horas después de haber terminado con la práctica de esta modalidad.

Estilos de la natación

¿Conoces los cuatro estilos principales de natación que podemos practicar?

Crawl

Se trata de un estilo que se ejecuta moviendo los brazos en el aire y sumergiéndolos con la palma hacia abajo en el momento en el que entran en el agua. Cuando un brazo entra en contacto con el agua, el otro avanza bajo ella para volver a salir.

El movimiento de las piernas se realiza con las caderas, que se mueven dando patadas oscilantes de arriba hacia abajo situando los pies hacia adentro y los dedos de los pies en punta.

Mariposa

En este estilo de natación los dos brazos se mueven al mismo tiempo y en la misma dirección. Los pies también van juntos, y con ellos se realiza un movimiento ondulante y descendente.

Espalda

La técnica que se emplea para nadar de espalda es similar a la del crawl, la diferencia es que se nada flotando con la espalda en el agua. Los movimientos se alternan de la siguiente manera: cuando un brazo se encuentra en el aire con la palma hacia afuera saliendo de debajo de la pierna, el otro se encarga de impulsar el cuerpo dentro del agua. En este estilo se utiliza una patada oscilante, que es la encarga de marcar el ritmo que debemos llevar con los pies.

Braza

En el estilo de braza nuestros brazos siempre apuntan hacia el frente con las palmas de la mano mirando hacia el agua y los movimientos de avance son horizontales. Los brazos son los encargados de abrirse hacia atrás hasta que quedan en línea con los hombros, que se sitúan encima y debajo del agua en cada movimiento.

El movimiento de las piernas es de aproximación y de estiramiento, y de este modo se obtiene el impulso que necesitamos para seguir avanzado, complementado con la fuerza que recibimos de nuestros brazos.

Una vez repasados los múltiples beneficios que conlleva la práctica de natación así como los estilos que pueden llevarse a cabo, ¿a quién no le apetece un buen chapuzón?

EMS natación

Entrenamiento con EMS en natación

Siguiendo las pautas básicas que antes te hemos aconsejado, debes tener en cuenta una serie de consejos exclusivos del uso de los equipos de electroestimulación muscular y que se adaptan a este deporte. Ten presente que el entrenamiento con electroestimulación se aplica a casi cualquier ejercicio, pero que en cada uno, hay que saber usarlo de forma correcta.

Para empezar, debes entrenar aquellas partes que son las que vas a necesitar al nadar en aguas abiertas para una prueba de triatlón o en piscina. El chaleco para las dorsales es clave aquí. La intensidad que se aplique debe ir siempre de menos a más creando un plan de entrenamiento progresivo, ya que los impulsos eléctricos demasiado intensos podrían hacer que la contracción del músculo no fuese la adecuada para alcanzar los objetivos propuestos.

Otro de los aspectos más positivos de la electroestimulación es que las sesiones de entrenamiento duran menos tiempo que un entrenamiento convencional. Así, puedes combinar los largos en la piscina y el entrenamiento de fuerza con sesiones de EMS que terminan por sacar todo el potencial que tus dorsales y glúteos tienen, pero que también, tus lumbares y abdominales llevan en su interior y que son la clave del rendimiento en el agua.

La electroestimulación se recomienda para nadadores

Los expertos en desarrollo muscular y entrenamiento para nadadores de alto nivel no tienen ya ninguna duda sobre el sistema de electroestimulación wireless que te ofrecemos en Wiemspro. Los datos recabados en diversos estudios demuestran que el aumento de la masa muscular, la calidad de las nuevas fibras y su capacidad de resistencia es superior a lo conseguido con un entrenamiento convencional.

Además, son muchos los profesionales que destacan el ahorro de tiempo que te ofrecen los dispositivos de electroestimulación muscular. Los nadadores tienen que pasar muchas horas en el agua, algo que complica el llevar a cabo un correcto entrenamiento de fuerza por falta de tiempo.

El entrenamiento con electroestimulación es una solución a este problema. Con el sistema de Wiemspro contarás con todas las herramientas fundamentales para poder alcanzar tus objetivos dándole un extra de productividad.

¿Eres entrenador y quieres utilizar la electroestimulación en tus sesiones?

Si eres entrenador de nadadores, sabrás perfectamente que diseñar un plan de entrenamiento adecuado para estos deportistas no es ni mucho menos sencillo. Hay que manejar numerosas variables y saber exactamente cómo conseguir que las técnicas aplicadas sean las correctas.

Por eso, puede que te estés preguntando si vas a saber combinar adecuadamente electroestimulación y natación. En Wiemspro ya hemos pensado en ello. Al margen de que los chalecos y otros accesorios de EMS sean muy fáciles de usar y completamente inalámbricos, tienes a tu disposición un curso de formación dividido en dos niveles.

Por un lado, el nivel básico te enseñará todo lo que necesites saber para comenzar a usar la electroestimulación. El segundo nivel, avanzado, te llevará a dominar este tipo de complementos de entrenamiento. Las claves de la formación están en saber las intensidades adecuadas para cada caso y en comprender cómo se conjuntan la EMS y el resto de técnicas de entrenamiento.

Y si tienes conocimientos sobre fisioterapia, tus sesiones de electroestimulación serán aún más provechosas. Ten en cuenta que el trabajo con el fisioterapeuta es fundamental para cualquier deportista, más para los nadadores que tienen que someterse a duras cargas de trabajo.

EMS para nadadores de alta competición

Desarrollar la musculatura, mejorar la potencia y aumentar la mejora en los entrenos son solo algunas de las ventajas que han descubierto muchos nadadores en la electroestimulación.

Pero aún hay más. Esta técnica ha demostrado ser tremendamente efectiva para evitar y prevenir contracturas y otras lesiones musculares. El motivo no es otro que la fortaleza que tendrán las nuevas fibras que crees con la electroestimulación, fibras que se han demostrado como mucho más resistentes a las lesiones.

Aumentar el rendimiento con 2 sesiones

Los plazos en los que la electroestimulación muestra sus primeros efectos positivos para nadadores son muy cortos. La experiencia directa y los estudios realizados al respecto demuestran que, en tan solo dos sesiones, se advierten los primeros cambios en las fibras internas de los músculos.

De esta forma, uniendo la baja duración de las sesiones con la rapidez con la que se dejan ver los primeros efectos positivos, la EMS se muestra como una técnica capaz de ahorrar tiempo, elevando los resultados de los entrenamientos.

Conclusión

Según un estudio realizado por el departamento de física médica de la Universidad de Nuremberg, electroestimulación y natación se combinan a la perfección consiguiendo que los profesionales que acuden a este tipo de entrenamiento mejoran rápidamente. Si quieres sacar todo el potencial de tu cuerpo y competir al más alto nivel en triatlón o en natación, la EMS te da el extra que tus entrenamientos necesitan para batir cualquier marca que te pongas.

¡No olvides suscribirte al blog de Wiemspro! Así no te perderás nada que te haga mejorar en la natación con electroestimulación.

Natación, la electroestimulación es el mejor aliado

Comparte este post:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
[geot_country_name]