FEDER_ES
WIEMSPRO SL en el marco del Programa ICEX Next, ha contado con el apoyo de ICEX y con la cofinanciación del fondo europeo FEDER. La finalidad de este apoyo es contribuir al desarrollo internacional de la empresa y de su entorno.

Fortalece el suelo pélvico después del parto con la electroestimulación

Utiliza la electroestimulación para fortalecer el suelo pélvico.

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

El suelo pélvico es una de las zonas que más afectadas se pueden ver después del parto. Disfrutar de una correcta recuperación es esencial para retomar tu vida de nueva mamá sin sufrir ninguna consecuencia. Para ello, la electroestimulación ha demostrado ser uno de los avances más interesantes de los últimos años, por lo que vamos a explicarte con todo lujo de detalle lo que puedes esperar de la EMS para recuperar tuzona pélvica.

¿Qué es un entrenamiento de EMS?

Esta técnicase basa en los movimientos naturales del músculo. Estos se mueven debido a las corrientes eléctricas que genera tu propio sistema nervioso, una fuerza que hace que el músculo se contraiga y pueda llevar a cabo su funcionamiento convencional.

Pues bien, la electroestimulación hace exactamente eso mismo, aunque desde fuera. ¿Cómo? A través de chalecos de electroestimulación wireless en los que se encuentran los electrodos que nos permiten modificar y controlar la intensidad de las señales desde nuestro dispositivo. Así, la EMS manda señales eléctricas a los músculos haciendo que estos se contraigan de forma natural.

Es decir, no tienes que moverte para que el músculo se ejercite. Eso sí, las sesiones suelen combinarse con determinadas posiciones y prácticas que hacen aún más efectiva la contracción de los músculos, consiguiendo unos resultados excepcionales en muy poco tiempo.

Por decirlo de una forma muy sencilla, recuperarte del parto con este métodoes como hacer mucho más ejercicio en menos sesiones. Así conseguirás fatigarte menos, disfrutar de sesiones de entreno completamente adaptadas a tus necesidades, y sacar un mayor provecho de tu tiempo para alcanzar los objetivos que te hayas impuesto.

Una cosa que no hay que olvidar: la electroestimulación funciona de forma mucho más efectiva con un plan de entrenamiento principal. Es decir, esta práctica debe ser vista como un accesorio a tu entreno normal, y no como la base del mismo. En lo referente a la recuperación del parto, la EMS es de gran utilidad para que puedas disfrutar de una recuperación completa en poco tiempo, algo que no puedes perder de vista.

Aún hay más secretos que queremos compartir contigo de la electroestimulación. Por ejemplo, estás ante una práctica que puede tener muchos beneficios secundarios durante un tratamiento para el suelo pélvico para mujeres que acaban de dar a luz. Una de las cosas que más destacan los usuarios que se acercan a este tipo de complemento deportivo es la capacidad que tiene este entrenamiento electroestimuladorpara mejorar la composición corporal.

Con la estimulación intensa de los músculos, el metabolismo de tu organismo se acelera de forma importante, por lo que empezarás a quemar grasa y a ganar músculo de una forma considerable, algo fundamental después del embarazo. Esto te servirá para adelgazar, claro, pero también para eliminar la celulitis que puedes haber acumulado en diversas zonas de tu cuerpo.

Aunque el entrenamiento electroestimulador también es ideal para quienes no tengan que eliminar grasa corporal. Situaciones como la de fortalecer los abdominales o tonificar cualquier parte de tu cuerpo que notes que se ha quedado atrás es algo que tienes a tu alcance con este método de entrenamiento. Una técnica que se basa en algo tan natural como es la contracción de las fibras musculares

¿Qué es el suelo pélvico?

Después de haberte explicado bien lo que es la EMS, queremos que tengas también bastante claro qué es lo que es el suelo pélvico, ya que esta zona no siempre se identifica correctamente y su referencia está llena de errores en muchos casos.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que no estamos hablando de un músculo, sino un conjunto de estos. Se trata de la zona que se encarga de dar sostén a los órganos situados en la pelvis. Hablamos de la vejiga, el recto, el útero o la vagina entre otros. Esta es la zona que más impacto recibe después de dar a luz.

Su tarea es de una importancia mayúscula en la calidad de vida de cualquier mujer. Esta zona se encarga de hacer que se goce de un buen funcionamiento en todos los órganos que hemos dicho anteriormente y de que, por lo tanto, la salud en general siga estando en perfectas condiciones.

La debilidad de esta parte del cuerpo se puede traducir rápidamente en una serie de problemas cotidianos capaces de echar abajo el bienestar de una mujer. Hablamos de situaciones como las pérdidas de orina, la incapacidad para sentir satisfacción sexual y otros problemas similares, muchos de ellos muy comunes en mujeres que acaban de dar a luz.

Fortalecer, por tanto, la zonapélvica es algo que no se debe dejar de lado. Es más, no se trata solo de una opción para mujeres que acaban de pasar por un embarazo, es también algo que se debe tener en cuenta sin importar la edad o la situación, ya que siempre va a redundar en una mejor calidad de vida.

Fortalece-suelo-pelvico

¿Por qué se puede ver afectado el suelo pélvico?

En condiciones normales, esta zona no debería ni estar débil ni afectada por ninguna circunstancia. Lo bueno de esta parte de la musculatura corporal es que es tremendamente fuerte, por lo que, aunque pueda mejorarse con algunas técnicas, es lo suficientemente fuerte como para estar en perfectas condiciones.

Eso sí, hay casos en los que puede debilitarse. Uno de los más importantes, como venimos contándote es el del parto. Hay que tener en cuenta las especiales condiciones que vive una mujer al dar a luz. Toda la zona del suelo pélvico se verá afectada por una tensión y un desgaste momentáneo para el que no está preparada.

Asimismo, no es nada raro que durante el alumbramiento se produzcan lesiones relacionadas con desgarros, inflamaciones y otras similares. De ahí la necesidad de poner en práctica una serie de tareas de mantenimiento, regeneración y fortalecimiento de los músculos cuando estos se someten al estrés que supone el alumbramiento.

Es aquí donde una serie de sesiones de EMS combinadas con ejercicio específico para esta zona del cuerpose pueden convertir fácilmente en una tremenda ayuda. Ten en cuenta que esta técnica es capaz de empezar a mostrar sus ventajas en lo referente a la tonificación muscular en tan solo dos sesiones, por lo que los tiempos para recuperar bien las secuelas del embarazo se acortarán bastante.

¿Cuándo usar la electroestimulación en suelo pélvico?

El entrenamiento con electroestimulación debe ir siempre dirigido justo a la zona en la que se quiera trabajar. Si es para los abdominales, se colocarán los electrodos sobre ellos y lo mismo sucede para cualquier otra parte de tu cuerpo. Así, cuando lo que se trata es de trabajar la pelvis y su musculatura después de dar a luz, se utilizarán accesorios exclusivos para esta zona como pueden ser pantalones cortos repletos de electrodos y otros dispositivos similares.

Lo importante es siempre conseguir que la comunicación entre el dispositivo EMS y la zona a trabajar sea lo más íntima posible. Los impulsos eléctricos que recibas debe siempre estimular la contracción de la zona a trabajar, ya que estano puede trabajar a distancia.

Eso sí, también es importante trabajar zonas implicadas en el trabajo del suelo pélvico como son los abdominales, los glúteos y algunos músculos de la parte superior de las piernas. Todas estas zonas interfieren de forma decisiva en su desempeño y pueden verse afectadas después del embarazo.

Beneficios de usar la electroestimulación en suelo pélvico

Trabajar esta parte del cuerpono es sencillo. Al contrario, se trata de una zona que no tiene la facilidad de entrenamiento que pueden tener los brazos o las piernas, áreas del cuerpo que son móviles y para las que existen muchas más posibilidades de ejercicio.

Sin embargo, sí que hay rutinas específicas para trabajarlo en profundidad. Estas se concentran en una serie de contracciones de la musculatura de la zona, justo eso mismo que hace la EMS. Por eso mismo, la primera ventaja que tiene la electroestimulación para la zona pélvica para después del parto no es otra que la de potenciar la intensidad con la que se puede trabajar esta zona, algo que para nada se puede conseguir por métodos convencionales.

Por otro lado, una de las grandes ventajas de este sistema es el tiempo que vas a tener que dedicar. En comparación con otras formas de entrenamiento, las sesiones con electroestimuladores para suelo pélvico duran pocos minutos debido a su intensidad consiguiendo unos resultados que implicaría una dedicación mucho mayor en otras prácticas.

Tampoco hay que olvidar que este método de tonificación se puede regular en intensidad. Así, basta con ir probando diferentes niveles de potencia desde el dispositivo para adaptar el entrenamiento a las necesidades de cada usuario o para crear planes progresivos con los que poder disfrutar de una mejor salud a todos los niveles.

Conclusiones

Como has podido ver en todo lo que te hemos contado, la electroestimulación puede convertirse en una de tus mejores aliadas a la hora de reponerte de los daños causados en el suelo pélvico por el embarazo. Con unas pocas sesiones de EMS, empezarás a notar que la incomodidad, las pérdidas de orina o cualquier otra de las consecuencias que te haya dejado el dar a luz irán desapareciendo. Y todo eso contando con un método que también puede ayudarte a acelerar tu metabolismo, permitiéndote quemar grasa y eliminar el peso que pueda sobrar después de dar a luz.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
[geot_country_name]