FEDER_ES

WIEMSPRO SL en el marco del Programa ICEX Next, ha contado con el apoyo de ICEX y con la cofinanciación del fondo europeo FEDER. La finalidad de este apoyo es contribuir al desarrollo internacional de la empresa y de su entorno.

La importancia de una buena recuperación muscular después del ejercicio

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Todos sabemos que llevar una dieta equilibrada y hacer ejercicio físico ayuda a mejorar nuestras condiciones de salud. Sin embargo, también debemos prestar atención a la recuperación muscular. En este post hablaremos de la importancia de que esta sea adecuada y los beneficios que aporta. También te expondremos algunos métodos para que la realices de forma efectiva y te citaremos algunos alimentos que te ayudarán a realizar el proceso de forma más rápida. Por último, pero no menos relevante, te explicaremos cómo llevar a cabo este proceso con electroestimulación (EMS). ¡Vamos a ello!

¿Por qué es importante hacer una buena recuperación muscular?

En función del deporte que hagas, ejercitarás unos músculos más que otros, y según sea la intensidad y la frecuencia, estos sufrirán más o menos desgaste. Obviamente, no será lo mismo hacer una maratón que caminar dando un paseo; sin embargo, todo depende del estado físico que tengas y de cuáles sean tus propios límites. Lo que es seguro, es que la recuperación tras una actividad física es esencial para obtener un mejor rendimiento deportivo, además de prevenir lesiones a la hora de volver a ejercitarte. 

En este proceso de reacondicionamiento, el organismo aplicará un mecanismo de defensa para adaptarse a las condiciones exigentes a las que se ha visto expuesto y volverá a generar la fuerza que necesita para enfrentarse a otra sesión de deporte. ¿Sabes cuánto dura este proceso? Aproximadamente, debemos descansar entre 24 y 48 horas, aunque de nuevo recalcamos que todo dependerá de cómo te sientas de cansado, y de tu rutina de entrenamiento. 

Es fundamental que respetes este tiempo de descanso para que desaparezca el cansancio tras un esfuerzo, renueves tu energía y tus músculos reparen los tejidos que se desgastaron durante la actividad física. No obstante, tu nivel de forma física y la experiencia que tengas como deportista serán determinantes para que este tiempo se reduzca o amplíe. 

Beneficios de la recuperación muscular

Además de ser necesaria por todos los factores explicados en el apartado anterior, como evitar lesiones y reparar tejidos dañados, otro de los beneficios a destacar es que tu cuerpo se regulará y podrás dormir más y mejor. Por otra parte, al realizar la recuperación de los músculos, propiciarás su reconstrucción, evitarás el debilitamiento corporal y repondrás las reservas de energía consumidas.

Además, todo este proceso de rehabilitación te ayudará a obtener mejores resultados en entrenos posteriores, evitarás las fatigas en poco tiempo y activarás la aceleración del crecimiento de los músculos.

Métodos para la recuperación muscular

Una vez que ya conocemos la importancia y beneficios de las recuperaciones de los músculos, es el momento de hablar de los métodos que existen para llevar a cabo este proceso.

Masaje terapéutico

Este tipo de masaje está dirigido a todas las personas que han sufrido una lesión deportiva, aunque también son recomendados para prevenirlas. Esta técnica se caracteriza por incluir diversos métodos manuales de terapia que aceleran la recuperación muscular tras haber efectuado esfuerzo físico, además de evitar posibles sobrecargas. Por ello, no debemos considerarlo únicamente como una herramienta para tu reacondicionamiento, sino como un tratamiento preventivo muy efectivo.

Entre sus beneficios más destacados también encontramos que son perfectos para facilitar la relajación, mejorar la circulación y aliviar las molestias corporales. 

Electroestimulación

La electroestimulación y los músculos son dos conceptos que están íntimamente relacionados. De hecho, esta es una de las mejores maneras que tienes de recuperarte mejor y de una forma más rápida  tras un esfuerzo físico. Si la aplicas a frecuencias bajas de intensidad, aumentarás el flujo sanguíneo, acelerarás la regeneración de las fibras dañadas y favorecerás la aportación de nutrientes a los tejidos. Además, un programa específico de electroestimulación puede ayudarte a aliviar el estrés y eliminar tensiones.

En el caso de que hayan aparecido pequeñas contracturas tras el ejercicio, los impulsos eléctricos te ayudarán a eliminarlas. Y si sientes una zona muy cargada, te aportarán una gratificante relajación en la zona afectada. Por si esto fuera poco, estas descargas controladas liberan mayor cantidad de endorfinas, ideal para reducir el dolor de tus músculos. 

Prendas de compresión

La ropa compresiva es un gran aliado para reducir significativamente los dolores y la inflamación que pudieras tener en algún músculo, además de aportarte una dosis extra de confort. Por ello, es perfecto emplear este complemento para recuperarte tras haber realizado deporte intenso. Las medias, en concreto, son el tipo que más utilizan los deportistas de élite.

Estiramientos después del ejercicio

Los estiramientos tienen un propósito específico, que no es otro que devolver a los músculos a un estado de relajación adecuado. Estos ejercicios suaves es aconsejable que los hagamos siempre tras finalizar tu práctica deportiva para evitar la posibilidad de que estos sufran posibles acortamientos y/o rigidez, así como para prevenir lesiones. Además, incluyéndolos en la rutina diaria de actividad, adquiriremos mayor potencia y resistencia, y mejoraremos también la elasticidad.

Además, debes saber que la electroestimulación favorece la elasticidad muscular y la flexibilidad

Regeneración muscular con electroestimulacion

La tecnología de la EMS by Wiemspro, básicamente, se trata de un sistema Wireless que transmite impulsos eléctricos a aquellos músculos que se desean trabajar. Estos impulsos viajan a través de unos electrodos colocados estratégicamente en aquellos grupos musculares que más suelen preocupar al usuario. Estos impulsos provocan unas beneficiosas contracciones musculares que, en función de la intensidad, aceleraremos más o menos el proceso de reparación y fortalecimiento de las fibras musculares. El chaleco de electroestimulación Wiemspro es perfecto para incluir en cualquier tratamiento, tanto deportivo como fisioterapéutico. 

Electroestimulación en el deporte

Lo bueno de la EMS es que te ayudará a elevar tu rendimiento en el deporte, ya que podrás entrenar tus músculos de una manera que las rutinas de ejercicio tradicionales no pueden alcanzar. Con su uso, podrás realizar entrenamientos más eficientes y focalizados, y, por tanto, aprovechar al máximo tus sesiones. Cabe destacar que podrás ajustar su intensidad en función de tus necesidades y objetivos personales.

Los trajes de  electroestimulación son perfectos para promover el flujo sanguíneo hacia los músculos que se vean afectados por una carga de trabajo. De esta manera, te ayudarán tanto a prevenir las famosas y molestas agujetas, sobre todo en el caso de que hayas hecho un sobreesfuerzo o ejercitado alguna zona poco habituada a la actividad física. 

Electroestimulación en fisioterapia

La fisioterapia utiliza las prendas electroestimuladoras para mejorar el tono muscular de los pacientes que tengan que estar en cama, así como para mejorar la fuerza de los mismos. Por ello, estos elementos innovadores aportan tantas ventanas en diferentes tratamientos, como la prevención de la atrofia, y procesos de rehabilitación

Esta técnica permite disponer de la corriente específica que necesitan los profesionales para lograr el impulso eléctrico adecuado para generar una respuesta motora. Gracias a la tecnología, este sistema ofrece diferentes programas para actuar sobre las fibras, además de llegar directamente a los músculos para conseguir una respuesta más rápida y eficaz. Esté método de electroterapia también es conocido como TENS.

Qué es la atrofia muscular y cómo evitarla

Alimentos que ayudan a la recuperación muscular

La nutrición es un aspecto fundamental para dotar a nuestros grupos musculares de las sustancias esenciales para mejorar los procesos regenerativos. Sobre todo en los casos en los que realices una práctica deportiva exigente e intensa, donde debes apostar por la ingesta de proteínas

Tal y como hemos mencionado anteriormente, es muy frecuente encontrar personas que, tras efectuar ejercicio con esfuerzo moderado, sufran daños a nivel muscular. Las proteínas te ayudarán a mejorar la reposición del glucógeno y a recuperarte más rápidamente. Si tienes dudas sobre qué alimentos puedes comer, te recomendamos, además de legumbres, productos lácteos, como leche o quesos, y carnes. 

Visita este post donde hablamos de la dieta del índice glucémico.

Todos sabemos que las frutas y verduras son muy buenas para el organismo, pero, en concreto, la queratina del ajo y la cebolla o el resveratrol de las uvas y algunos frutos rojos tienen mayor efecto antiinflamatorio, y, por tanto, acelerarán tu regeneración muscular. No debes olvidarte del café y el té por sus altos contenidos en cafeína, una sustancia que reduce el dolor y que te ayudará a sobreponerte tras el esfuerzo deportivo. 

No olvides hidratarte. Nada mejor que hacerlo con líquidos como el agua o bebidas isotónicas. Si tu hidratación es óptima, la llegada de sangre a las zonas afectadas también lo será, y, por tanto, favorecerá la reconstitución de tus músculos. Por otro lado, especias como el jengibre y la cúrcuma tienen potentes propiedades para frenar procesos inflamatorios y ayudar a recuperarte tras hacer deporte. Te recomendamos que tomes el jengibre en infusión o en forma de sopa, y añadas la cúrcuma para dar color y sabor a recetas como la coliflor o el pollo a la plancha. 

Conclusión

Tras leer este artículo, esperamos que toda la información facilitada te sirva para darte cuenta de que para rendir y alcanzar tu próximo reto, la clave está en entrenar de manera constante y adaptado a tu condición física. Para ello necesitas grandes dosis de vitalidad y unos músculos al 100 %. Por eso, después de cada sesión, debemos realizar una recuperación muscular adecuada. La electroestimulación, unida al resto de métodos que te hemos mostrado, te facilitarán la consecución de este objetivo, haciendo que este proceso sea más corto y efectivo. Todo ello sin olvidarnos en ningún momento del papel fundamental que juega una buena alimentación. ¡Si quieres seguir informado, suscríbete a nuestro blog!

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
[geot_country_name]