Efectos crónicos de la EMS superpuesta durante el ciclismo en la capacidad aeróbica y anaeróbica

Introducción

La electroestimulación (EMS) es un método de entrenamiento próximo que se utiliza principalmente en el entrenamiento de fuerza. Por otro lado, no se han realizado estudios hasta la fecha sobre el rendimiento de la resistencia y sus adaptaciones metabólicas y cardiorrespiratorias relacionadas con la electroestimulación local durante el ciclismo. Para ello, se diseñó un periodo de entrenamiento de 4 semanas con dos grupos; uno con electroestimulación y otro sin electroestimulación. La hipótesis de este estudio es que el grupo con electroestimulación de como resultado mayores adaptaciones aeróbicas y anaeróbicas que el grupo sin electroestimulación. También, se especula sobre las ganancias de fuerza dentro del grupo con EMS en comparación con el grupo sin EMS. 

Método

21 estudiantes sanos y no entrenados específicamente en deportes participaron en este estudio, en el que 10 sujetos realizaron el entrenamiento sin EMS y 11 sujetos el entrenamiento de EMS. Dichos sujetos se repartieron de forma aleatoria en los grupos de entrenamiento. 

Una semana antes de la prueba, los sujetos se familiarizaron con los procedimientos de prueba y con la aplicación de EMS en cicloergómetro durante dos días consecutivos. Una vez realizado los dos días de familiarización, se dejaron 6 días de recuperación. Después de ese periodo de recuperación, los sujetos realizaron 14 sesiones de entrenamiento durante un período de 4 semanas. El entrenamiento consistió en una actividad de 60 min en cicloergómetro al 60% del pico de potencia con o sin EMS. Esta intensidad tenía como objetivo evitar un reclutamiento progresivo de fibras tipo II como en el caso de intensidades de ejercicio más altos. Después de las cuatro semanas de entrenamiento se dejó 10 días de recuperación antes de realizar el testeo final. 

El protocolo de electroestimulación que se utilizó durante la prueba fue una frecuencia de 80 Hz con un ancho de pulso de 400 µs y un dutty cycle de 10 segundos de impulso eléctrico y 2 segundos de descanso. Los electrodos fueron colocados únicamente en los miembros inferiores. 

Resultados

Durante el proceso de entrenamiento los niveles de CK y de lactato fueron significativamente superiores en el grupo con EMS en comparación con el grupo sin EMS. Por otro lado solo se observó un ligero aumento metabólico y respiratorio durante la carga de ejercicio en el grupo de EMS. Sin embargo, estadísticamente no se dió una mejora significativa en las adaptaciones metabólicas y cardiorrespiratorias en el grupo EMS en comparación con el grupo sin EMS. 

Conclusión

Una de las principales limitaciones del estudio está asociada con el limitado reclutamiento espacial de las fibras musculares tipo I y II durante el EMS, que es bastante superficial y parcialmente incompleta. Además, el protocolo de EMS que se siguió en este estudio fue demasiado agresivo y por ello se dieron niveles altos de daño muscular. Sin embargo, no se registraron efectos negativos en la percepción de la condición física, la flexibilidad, la energía y la salud, lo que demuestra que la EMS es una herramienta muy segura, siempre y cuando se utilice con sentido común.

Leer Artículo

  1. T.Link., W.Bloch., S.Matches et al. (2017). Chronic effects of superimposed electromyostimulation during cycling on aerobic and anaerobic capacity. European Journal of Applied Physiology 117:881–892