¿Podría el entrenamiento de baja frecuencia de EMS ser una alternativa efectiva al entrenamiento de resistencia?

Introducción

El objetivo de este estudio fue investigar los efectos de un programa de entrenamiento de EMS de baja frecuencia de seis semanas en los diferentes niveles de rendimiento del ejercicio: respiratorio, neuromuscular y cardiovascular. Dado que las bajas frecuencias han sido sugeridas para imitar entrenamiento de resistencia, podemos esperar mejoras en la capacidad aeróbica del sujeto, resistencia a la fatiga y control cardiovascular. Además, los resultados obtenidos en pacientes sugieren que el entrenamiento de baja frecuencia puede tener efectos significativos en la fuerza muscular atribuible a adaptaciones neuronales y musculares. 

Método

Sujetos

Un hombre de 33 años con una lesión de rodilla previa participó en este estudio. El sujeto llevaba una vida activa y nunca había realizado un entrenamiento de fuerza con EMS.

Diseño del estudio

El sujeto se sometió a un entrenamiento de EMS de 6 semanas en los músculos extensores de rodilla de ambas piernas. Cuatro días antes de la primera sesión de entrenamiento y cuatro días después de la última sesión se evaluaron la capacidad del ejercicio, las propiedades neuromusculares, la arquitectura muscular y la actividad simpática.

Entrenamiento con EMS

El programa de entrenamiento bilateral de baja frecuencia consistió en una sesión de 45 min, 5 días por semana durante seis semanas. Para ello, se utilizó una onda rectangular de 10 Hz de frecuencia con un ancho de pulso de 250 μs y con un duty cycle de 9 segundos de trabajo y 2 segundos de descanso. Los electrodos se colocaron en los extensores de rodillas (vasto medial y vasto lateral). La duración de la sesión fue de 40 min con un calentamiento de 5 min. La intensidad del EMS se midió siempre sobre la máxima tolerancia del sujeto.

Resultados

Después del entrenamiento, el VO2max fue incrementado en un 4,5% y la potencia máxima en un 16,7%. El umbral ventilatorio se incrementó en un 11,5%. En cuanto a las adaptaciones musculares se dio un aumento en la capacidad de contracción máxima y en la amplitud muscular. En las adaptaciones neuronales se dio un incremento del 7% en los niveles de activación voluntaria. También hubo un incremento en cuanto a la resistencia a la fatiga.

Conclusión 

En conclusión, este estudio es el primero que presenta un resumen de las adaptaciones inducidas por un programa de entrenamiento de EMS de baja frecuencia a corto plazo. Los resultados confirmaron la efectividad de este entrenamiento en la capacidad aeróbica, la fuerza muscular y lo más importante, efectos beneficiosos en la arquitectura muscular y parámetros cardiovasculares. 

Sin embargo, hay que tener cautela al interpretar dichos resultados ya que la muestra de este estudio es muy pobre y se necesitaría realizar un protocolo de baja frecuencia con una muestra más grande para la obtención de resultados más fiables. 

Leer Artículo

  1. Gaëlle Deley and Nicolas Babault (2014) Could Low-Frequency Electromyostimulation Training be an Effective Alternative to Endurance Training? An Overview in One Adult. Journal of Sports Science and Medicine 13, 444-450