La EMS de media frecuencia y de baja frecuencia tienen una eficiencia similar en la fuerza y en el malestar.

La EMS de media frecuencia y de baja frecuencia tienen una eficiencia similar en la fuerza y en el malestar.

Las ganancias en la fuerza muscular está relacionado directamente con el grado de tensión de la contracción muscular provocada por la electroestimulación. Esto significa que a medida que aumenta la intensidad de la corriente y la duración de pulso de la electroestimulación, aumentan las ganancias de fuerza, debido a que se activan un gran número de unidades motoras. Esto se produce independientemente del tipo de frecuencia.

En cuanto a la molestia del impulso eléctrico, los impulsos largos producen mayor molestia que los impulsos cortos. Y por otro lado, se podría decir que la baja frecuencia y la media frecuencia producen el mismo nivel de molestia.

Analizando lo que hemos dicho anteriormente, las corrientes con duraciones de pulso largos indujeron aproximadamente un 21% más de fuerza que las duraciones de pulso cortos. Además, las corrientes con 500 microsegundos, se obtuvieron mayores cantidades de carga que la electroestimulación utilizando duraciones de pulso de 250 microsegundos.

Finalmente, se piensa que la baja frecuencia como la media frecuencia con la misma duración de pulso, tienen una eficiencia similar para inducir la fuerza isométrica de extensión de rodilla. La electroestimulación con una duración más prolongada del pulso induce una mayor fuerza, independientemente de la frecuencia. Sabiendo esto, no podemos llegar a una conclusión clara de que una frecuencia sea mejor que la otra.

Si quieres acceder a la descripción completa de este artículo en inglés o en español  o incluso al artículo original visita nuestro blog pinchando en el hipervínculo que aparece abajo.

Leer explicación del artículo en nuestro blog

Leer Artículo