¿Realmente es efectivo entrenar con dispositivos de media frecuencia?

¿Realmente es efectivo entrenar con dispositivos de media frecuencia?

En la electroestimulación hay mucha incertidumbre en cuanto a sus parámetros de uso y que tipo de parámetros son los más efectivos. Por ejemplo, si nos centramos en la frecuencia, vemos como según el sistema de electroestimulación que analicemos, se defiende que es mejor usar corrientes de media frecuencia o de baja frecuencia.

Tanto es así que en algunos casos podemos encontrar afirmaciones sobre la superioridad de la media frecuencia para el entrenamiento deportivo con respecto a la baja frecuencia. Pero ¿es esto cierto? .

Antes de continuar y resolver esta pregunta vamos a explicaros algunos aspectos básicos:

1- Electroterapia: se basa en la aplicación de corrientes eléctricas controladas y seguras para producir un efecto positivo sobre el organismo. Normalmente este tipo de intervenciones buscan estimular el sistema nervioso, tejidos conectivos y/tejido muscular.

Dentro del mundo de la electroterapia podemos hacer una clasificación en función de la frecuencia de onda eléctrica que utilicemos. De esta manera podemos hablar de:

  • Baja frecuencia: entre 1Hz  -1000 Hz (1 KHz)
  • Media frecuencia: 1 KHz- 10 (KHz)
  • Alta frecuencia: > 10 KHz

2- Frecuencia: es el número de pulsos eléctricos emitidos por segundo. Su unidad de medida es el Hz. En función del número de Hz seleccionado podemos incidir en mayor o menor medida en un tipo de fibras musculares u otras y por ende el efecto del entrenamiento será diferente.  

Dentro del campo del entrenamiento solemos usar corrientes de baja frecuencia, aunque algunos dispositivos usan medias frecuencias. En ningún caso se recomienda el uso de altas frecuencias o los rangos superiores de la media frecuencia para ser usados durante un entrenamiento.  

Entrenamiento con electroestimulación: ¿media o baja frecuencia?

En este artículo intentaremos llegar a una conclusión clara en referencia a seis artículos revisados. En estos seis artículos se concluye de forma consensuada que no existe mucha diferencia entre la media frecuencia y la baja frecuencia. Sin embargo, podemos puntualizar varias cuestiones para decantarnos por una frecuencia u otra.

En uno de los estudios se menciona que la baja frecuencia provoca menos molestia que la media frecuencia. Y no solo eso, también se puede observar en otro artículo que la baja frecuencia produce menos fatiga muscular que la media frecuencia.

Sabiendo esto, podemos pensar que la baja frecuencia es la más ventajosa en cuanto a la comodidad, la fuerza y la fatiga muscular producida. También, en otro artículo se menciona que la baja frecuencia produce más fuerza muscular que la media frecuencia.

Finalmente, analizando todo lo anterior podemos pensar que la baja frecuencia es ventajosa frente a la media frecuencia. Dicho esto, tenemos que tener en cuenta los objetivos de nuestros entrenamientos y a partir de ahí tomar decisiones con sentido común como profesionales de la actividad física y del deporte.

Además de ello, vemos como los rangos de frecuencia más apropiados para el entrenamiento muscular son los de la baja frecuencia (<1000 Hz). En concreto el rango de frecuencia entre 1-100 Hz  ha demostrado su efectividad para su utilización en el entrenamiento deportivo, pudiendo aplicarse tanto a ejercicios de resistencia aeróbica como de fuerza.

A día de hoy no hay evidencias que de que utilizar dispositivos de media frecuencia aporte ningún beneficio en comparación con el uso de dispositivos de baja de frecuencia. En muchos parámetros medidos, se obtienen mejores resultados utilizando dispositivos de baja frecuencia.

BIBLIOGRAFÍA

  1. F. Medeiros, M. Bottaro, A. Vieira et. al. (2017). Kilohertz and Low-Frequency Electrical Stimulation With the Same Pulse Duration Have Similar Efficiency for Inducing Isometric Knee Extension Torque and Discomfort. American Journal of Physical Medicine and Rehabilitation. 96: 388-394
  2. M. Vaz and V. Frasson. (2018). Low-Frequency Pulsed Current Versus Kilohertz-Frequency Alternating Current: A Scoping Literature Review. Archives of Physical Medicine and Rehabilitation. 99:792-805.
  3. H. Iijima, M. Takahashi, Y. Tashiro et al. (2018) Comparison of the effects of kilohertz- and low-frequency electric stimulations: A systematic review with meta-analysis Hirotaka. PLoS ONE. 13:1-19.
  4. Y. Laufer and M. Elboim. (2008) Effect of Burst Frequency and Duration of Kilohertz-Frequency Alternating Currents and of Low-Frequency Pulsed Currents on Strength of Contraction, Muscle Fatigue, and Perceived Discomfort. Physical Therapy.  8:1167-1176.
  5. W. Scott, J. Causey and T. Marshall. (2009). Comparison of Maximum Tolerated Muscle Torques Produced by 2 Pulse Durations. Physical Therapy. 89: 851-857.
  6. V. Da Silva., J. Durigan., R. Arena et al. (2015). Current evidence demonstrates similar effects of kilohertz-frequency and low-frequency current on quadriceps evoked torque and discomfort in healthy individuals: A systematic review with meta-analysis. Physiotherapy Theory and Practice. 31: 533-539.