Cómo prevenir los problemas físicos y mentales del Teletrabajo y mantener tu Salud y Bienestar

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

¿Qué es mejor el teletrabajo o la oficina? Descubre los problemas musculares y cómo resolverlos

En la última década, y debido a la pandemia y a la digitalización de las empresas, el teletrabajo ha experimentado un crecimiento sin precedentes, transformando la manera en que concebimos el trabajo. Lo que alguna vez fue una tendencia minoritaria, se ha convertido en una forma de vida para millones de personas en todo el mundo. Este fenómeno ha sido impulsado por avances tecnológicos, cambios en las expectativas laborales y, más recientemente, por la necesidad de adaptarse a situaciones como la pandemia de COVID-19.

Este cambio en la forma en que trabajamos ha traído consigo una serie de ventajas, como mayor flexibilidad, comodidad y conciliación familiar. Sin embargo, también ha planteado desafíos significativos, y uno de los más apremiantes es la influencia del teletrabajo en nuestra salud física.

Mientras nos adaptamos al teletrabajo y aprovechamos sus ventajas, es esencial recordar que nuestro cuerpo y nuestra salud física y mental son recursos invaluables que debemos proteger. Por ejemplo, pasar largas horas frente a un ordenador, sentados en sillas no diseñadas para la ergonomía o mirando pantallas brillantes puede tener un impacto perjudicial en nuestro bienestar físico.

La importancia de abordar los problemas físicos y mentales relacionados con el teletrabajo no puede subestimarse. Estos problemas no solo pueden causar molestias a corto plazo, sino que también pueden convertirse en afecciones crónicas que afecten nuestra calidad de vida a largo plazo. Además, nuestro bienestar físico y mental está intrínsecamente ligado a nuestro desempeño en el trabajo y nuestra capacidad para disfrutar de una vida equilibrada.

Efectos negativos del teletrabajo para el estado físico

El teletrabajo ha revolucionado la forma en que trabajamos y nos ha brindado una flexibilidad sin precedentes en nuestras vidas laborales. Sin embargo, esta transición hacia el trabajo remoto también ha traído consigo una serie de efectos negativos en nuestro estado físico que es importante reconocer y abordar:

Sedentarismo

El teletrabajo puede promover el sedentarismo, ya que muchas veces no hay necesidad de desplazarse físicamente al trabajo. Además, por cada 6h trabajadas nos corresponden varios minutos de descanso, y estar en la oficina nos permite levantarnos, interactuar con los compañeros, practicar una serie de estiramientos, etc. Cuando estamos en casa solemos estar tan inmersos en el trabajo que, sin estímulos físicos, hace que nuestra movilidad se reduzca de forma considerable.

Esta falta de actividad física de forma prolongada puede conllevar a problemas de salud como la obesidad y la pérdida de tono muscular.

Fatiga visual y síndrome de la visión informática

Al igual que el punto anterior, pasar horas y horas frente a la pantalla de un ordenador sin descanso puede causar fatiga ocular y el llamado «síndrome de la visión informática», que incluye síntomas como ojos secos, visión borrosa y dolor de cabeza.Además, nuestra tensión ocular aumenta considerablemente, y eso no es bueno para la calidad de la visión a largo plazo.

Mala postura

Aunque esto sucede también en las oficinas físicas, pasar largas horas sentados frente a un ordenador puede llevar a una postura inadecuada y a un dolor crónico de espalda. Para prevenir este problema físico, tanto dentro del hogar como en la oficina física, debemos asegurarnos una silla ergonómica y una configuración de escritorio adecuada.

Tensión en el cuello y los hombros

El uso prolongado de dispositivos como ordenadores y teléfonos, que suelen estar a la altura de la vista, puede provocar tensión en el cuello y los hombros. Esto puede resultar en dolor y rigidez en las cervicales.

Los principales afectados: La espalda y las cervicales

Sin duda, la espalda y las cervicales son dos de las áreas más afectadas por los efectos negativos del teletrabajo. A continuación, describiremos de forma más detallada cómo estas partes del cuerpo pueden verse afectadas:

  • Dolor lumbar y de espalda: Pasar largas horas sentado en una posición incómoda puede causar dolor crónico. La falta de apoyo adecuado para la parte inferior y superior de la espalda es un factor común.
  • Rigidez y tensión muscular: La falta de movimiento y las posturas inadecuadas pueden causar rigidez y tensión en los músculos de la espalda. Esto puede resultar en molestias constantes y reducción de la flexibilidad.
  • Lesiones por movimientos repetitivos: Algunas personas pueden desarrollar lesiones por movimientos repetitivos (LME) debido a la realización de tareas repetitivas, como escribir en el teclado o usar el mouse durante largas horas. Esto puede afectar negativamente la espalda y los brazos.

En cuanto a las cervicales tenemos:

  • Tensión en el cuello: Pasar tiempo mirando una pantalla o inclinando la cabeza hacia abajo para usar dispositivos electrónicos puede provocar tensión y rigidez en los músculos del cuello.
  • Dolor cervical: La tensión continua en el cuello puede derivar en dolor cervical crónico, que puede irradiar hacia los hombros y la parte superior de la espalda.
  • Síndrome de la cabeza adelantada: Este término se utiliza para describir la postura que adoptamos al mirar hacia abajo a nuestros dispositivos móviles. Esta posición puede ejercer una gran presión sobre las vértebras cervicales y causar problemas a largo plazo.
  • Dolor de cabeza: La tensión en el cuello y la mala postura pueden provocar dolores de cabeza frecuentes o migrañas.

Efectos negativos del teletrabajo en nuestra salud mental

El teletrabajo también ha traído consigo una serie de desafíos mentales que debemos abordar, como el aislamiento, el agotamiento y la falta de límites pueden afectar nuestra salud mental en el entorno laboral remoto. Mantener un equilibrio mental y proteger tu bienestar mientras trabajas desde casa es crucial para tratar los aspectos psicológicos del teletrabajo.

Aumento del estrés y la ansiedad

El teletrabajo puede aumentar el estrés y la ansiedad debido a la falta de límites claros entre el trabajo y la vida personal (aunque esto también pasa con frecuencia en un entorno de oficina, especialmente si no existen  unos objetivos organizativos y de equipo claros). Esto puede manifestarse físicamente a través de síntomas como tensiones musculares y dolores de cabeza, entre otros.

Problemas de sueño

La falta de movimiento y la exposición prolongada a pantallas electrónicas antes de acostarse pueden afectar negativamente la calidad e higiene  del sueño, incluso producir insomnio

Aislamiento social

Aunque no es un problema físico directo, el aislamiento social que a menudo acompaña al teletrabajo puede tener efectos secundarios en la salud, como la falta de motivación para hacer ejercicio o comer de manera saludable.

Presión para estar siempre disponible

La disponibilidad constante a través de dispositivos electrónicos puede hacer que los empleados se sientan presionados para responder a correos electrónicos y mensajes fuera del horario laboral, lo que puede aumentar el estrés.

Falta de apoyo emocional

La ausencia de interacción cara a cara con colegas y supervisores puede hacer que sea más difícil recibir apoyo emocional y resolver problemas laborales.

Es importante reconocer estos problemas y tomar medidas para abordarlos, y establecer límites claros entre el trabajo y la vida personal, mantener una rutina saludable, buscar apoyo emocional y social, y crear un espacio de trabajo ergonómico y cómodo en casa.

El equilibrio entre el trabajo y la vida personal es esencial para mantener una buena salud mental tanto cuando se trabaja desde casa, como desde la oficina.

¿Cómo prevenir los problemas físicos y mentales del teletrabajo?

Ya hemos mencionado algunos desgastes y dolencias físicas y mentales que puede causarnos, no sólo el teletrabajo, también la oficina física; pero también existen soluciones que nos pueden ayudar a prevenir y solventar estos problemas, ya que un uso responsable del teletrabajo es una excelente opción porque nos permite ahorrar tiempo en los desplazamientos que hacemos para ir al trabajo, y eso se traduce en optimizar y hacer buen uso de nuestro tiempo en otras actividades saludables, como hacer deporte, mejora nuestra conciliación familiar, y podemos retomar ese hobbie que tanto nos apasiona, pero que antes no teníamos tiempo.

Existen numerosos estudios sobre nuestra felicidad, y un estado de ánimo positivo se refleja en nuestra productividad laboral.

A continuación de detallamos algunos consejos para abordar el teletrabajo:

Crea un espacio de trabajo cómodo

Para tener una buena ergonomía del espacio de trabajo debemos asegurar una silla ergonómica para prevenir problemas de espalda y cervicales y asegurar una higiene postural adecuada.

Otro elemento que debe tenerse en cuenta es la mesa de trabajo. Recomendamos que sea una mesa amplia que permita situar el ordenador y tener espacio suficiente para escribir cómodamente.Esta amplitud nos permitirá a su vez mantener el espacio de trabajo organizado, utilizando sistemas de almacenamiento (como cajones) para evitar el desorden en el escritorio. Este punto es ideal ejecutarlo en casa, ya que controlamos el espacio de trabajo, en una oficina física sería difícil, ya que compartimos mesa con otros compañeros.

Además de estos elementos, es importante tener una iluminación adecuada en el entorno de trabajo. Lo ideal es que trabajemos con luz natural y evitar las luces frías intensas. Al igual que el punto anterior cuando hablábamos del espacio en la mesa, este punto también lo podemos controlar mejor desde casa, ya que muchas oficinas físicas no disponen de luz natural, y la luz artificial no suele ser la adecuada, incluso nos produce deslumbramientos y fatiga visual.

Realizar pausas activas

Las pausas activas se realizan durante la jornada laboral y son breves periodos de tiempo en la que los trabajadores realizan algunas actividades físicas con el objetivo de abordar el sedentarismo. Tómate unos minutos para caminar, estirar o realizar algunos ejercicios específicos que te permitan mejorar el estado físico, la motivación y productividad

Fortalecer la musculatura con deporte

A parte de estos consejos que hemos mencionado, también es muy recomendable llevar a cabo diferentes actividades físicas para mejorar así la musculatura del cuerpo. 

Como hemos visto, el trabajo de oficina puede ocasionarnos dolores de espalda y de cervicales, y esto se debe al debilitamiento de la musculatura. Para abordar este problema recomendamos realizar ejercicios que fortalezcan esta zona, como entrenamientos funcionales, pesas o natación. 

Electroestimulación para abordar problemas de espalda y de cervicales

La electroestimulación está intrínsecamente asociada a la fisioterapia y al ejercicio físico, y puede tener muchos beneficios para las personas que tienen trabajo de oficina:

Mejora la higiene postural

La electroestimulación fortalece de forma efectiva los músculos de la espalda y el core, lo que contribuye a mantener una postura adecuada mientras se está sentado durante largas horas en una silla de oficina. Esto puede reducir el riesgo de problemas de espalda y mejorar la comodidad en el trabajo.

Alivio del estrés y la tensión muscular

La electroestimulación ayuda a relajar los músculos y aliviar la tensión acumulada en el cuello, los hombros y la espalda, que son áreas comúnmente afectadas por el estrés laboral.

Estimulación de la circulación sanguínea

La electroestimulación mejora la circulación sanguínea, lo que puede ser beneficioso para prevenir problemas circulatorios relacionados con estar sentado durante largas horas.

Incremento de la energía y la concentración

Al activar los músculos y generar endorfinas, la electroestimulación proporciona una sensación de vitalidad y mejora el estado de alerta mental, lo que puede ser útil para mantener la concentración y la productividad en el trabajo.

Reducción de la fatiga muscular

La electroestimulación reduce la fatiga muscular que puede surgir después de largos periodos de trabajo en el ordenador, lo que puede mejorar la comodidad general durante la jornada laboral.

Tiempo eficiente

La electroestimulación puede ser realizada en cortos intervalos de tiempo, lo que la convierte en una opción práctica para las personas que tienen horarios de trabajo ocupados y limitados para el ejercicio físico convencional.

Ventajas y desventajas del teletrabajo

Ventajas del teletrabajoVentajas de la Oficina
Flexibilidad: El teletrabajo permite a los empleados establecer sus propios horarios de trabajo, lo que puede ser beneficioso para aquellos con responsabilidades familiares u otros compromisos.
Ahorro de Tiempo y Dinero: Los empleados ahorran tiempo y dinero al no tener que desplazarse al lugar de trabajo. Esto también reduce la congestión del tráfico y la contaminación.
Mayor productividad: Para algunos, trabajar desde casa puede aumentar la productividad debido a un entorno más tranquilo y menos distracciones.
Mejor Conciliación Laboral y Personal: El teletrabajo puede facilitar una mejor conciliación entre la vida laboral y personal, lo que puede mejorar el bienestar general de los empleados.
Interacción Social: La oficina proporciona un entorno donde los empleados pueden interactuar fácilmente, lo que fomenta la colaboración y el trabajo en equipo.
Comunicación Directa: En la oficina, la comunicación cara a cara es más fácil y efectiva, lo que puede reducir malentendidos y mejorar la toma de decisiones.
Mayor Supervisión: Los supervisores pueden supervisar de cerca el progreso de los empleados y brindar apoyo inmediato en la oficina.
Desventajas del teletrabajoDesventajas de la Oficina
Aislamiento: Trabajar desde casa puede ser solitario, lo que puede afectar la salud mental de algunos empleados debido a la falta de interacción social.
Dificultades en la Comunicación: La comunicación con colegas y supervisores puede ser menos efectiva.
Falta de Límites: Al trabajar en casa, es más difícil desconectar del trabajo, lo que puede llevar a una sensación de agotamiento y falta de límites entre la vida laboral y personal.
Desplazamientos: El tiempo y el costo de desplazarse diariamente pueden ser una carga para los empleados, y la congestión del tráfico puede ser estresante.
Falta de Flexibilidad: La oficina suele implicar horarios fijos y menos flexibilidad en la elección del lugar de trabajo.
Costos para la Empresa: Mantener una oficina puede ser costoso en términos de alquiler, servicios públicos y otros gastos relacionados con el espacio físico.

Conclusiones

Como conclusión, la elección entre el teletrabajo y la oficina depende de las necesidades y preferencias de los empleados y de la naturaleza del trabajo. Algunas empresas optan por un enfoque híbrido que combina lo mejor de ambos mundos para aprovechar al máximo las ventajas de cada uno.

Lo que sí tienen en común tanto el trabajo de oficina como el teletrabajo es que no podemos dejar que el sedentarismo nos consuma y, llegados a ese punto, la electroestimulación puede ser tu mejor aliada. Siempre podrás contar con esta tecnología como es la electroestimulación para mejorar la musculatura de tu cuerpo, mantener una excelente salud física y mental, mejorar tu higiene del sueño, corregir tu higiene postural, y evitar problemas de espalda y cervicales.

¡Si te ha gustado este post no dudes en suscribirte! ¡Gracias!

Comparte este post:

[geot_country_name]