¿Cómo aliviar el dolor de espalda con un electroestimulador?

electroestimulacion espalda

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

El dolor en la espalda es uno de los tipos de molestia más frecuentes en los adultos a lo largo de su vida, ya sea por malas posturas, falta de ejercicio o el paso de los años, la espalda da la cara en algún momento.

Según las estadísticas, tres cuartas partes de la población ha sufrido alguna vez un dolor de espalda intenso.

Las espalda consta de músculos, nervios, huesos, ligamentos y tendones formando una unidad que a su vez está compuesta por tres grandes grupos de vértebras, capaces de aportar movilidad y sustento al cuerpo. 

Antes que nada, hay que conocer de qué vértebras estamos hablando. Para ello imagina tu columna de manera lateral:

  • En primer lugar, se encuentran las cervicales cuya función es dar movilidad al cuello y la cabeza y sostenerlos. Estas vértebras protegen el inicio de la médula espinal, camino por donde pasan las terminaciones nerviosas más importantes del cuerpo.
  • Seguidamente se encuentran las dorsales, quienes combinan la movilidad y el soporte de cargas en la espalda. Son encargadas de albergar los pulmones junto a la caja torácica.
  • Por último, están las lumbares, que soportan cargas y reparten presiones. Es la zona que aguanta el peso de toda la columna vertebral y la que más movilidad tiene. 

¡Ahora sí vamos a averiguar cómo evitar contracturas en la espalda!

Por qué es buena la electroestimulación para la espalda

Alrededor del 70% de todos los dolores de espalda se presentan en la región lumbar de la columna vertebral, lo que conocemos comúnmente como ‘lumbago’.

Según un estudio realizado en 2016 por el Dr. Reynier Fernández León, especialista en Medicina General Integral, se contrasta lo siguiente:

  • Un 88% de los participantes del estudio presenciaron cómo sus dolores de espalda se redujeron de manera significativa.
  • Entre ellos,el 40% eran personas con patologías crónicas en la espalda. Después de 6 semanas con la electroestimulación en la espalda, esa cifra se bajó al 9%. Del total, un 44% vió desaparecer el dolor por completo.
  • La duración y frecuencia del dolor se disipó en más de un 80%.
  • La resistencia para acciones de la vida diaria que suponen un sobreesfuerzo para la espalda (mover cargas pesadas, ejercicio físico, pasar demasiadas horas sentado o tareas del hogar)  mejoró un 30%.
  • Los mejores resultados se pudieron observar a partir de la semana 2 o 4.

Igualmente la electroterapia para el dolor de espalda o espalda baja está testada y es utilizada por fisioterapeutas en el tratamiento de estas patologías. Además, cada vez es más frecuente ver esta tecnología en centros deportivos y con un plan personalizado a lo que deseas conseguir, ya que sus beneficios son cuantiosos.

Causas que provocan el dolor de espalda

El 90% de los dolores de espalda se producen por alteraciones mecánicas, es decir, malas posturas, baja condición física o sobreesfuerzo en algún trabajo físico, tanto en la vida cotidiana como en un ambiente laboral.

Este dolor generalmente aparece por una falta de equilibrio entre la fuerza y la flexibilidad de los músculos de la parte anterior y posterior del tronco. La explicación a estos datos se encuentra en las siguientes causas:

  1. Sedentarismo debido a la vida tecnificada.
  2. Falta de movimiento y obesidad.
  3. Posturas incorrectas, como dormir y sentarte mal.
  4. Pautas de movimiento erróneas que requieren un esfuerzo excesivo.
  5. Usar calzado inadecuado.
  6. La sobrecarga emocional y el estrés que provocan una contracción en los músculos de la espalda. 

Asimismo, pueden aparecer lesiones inmediatas, como un golpe o fractura, y lesiones a medio y largo plazo, como puede ser una lumbalgia. Aunque pueden parecer patologías leves o sin importancia, se encuentran entre las primeras causas que propician la incapacidad laboral.

Para evitar que suceda es imprescindible fortalecer la musculatura de la espalda y de la zona abdominal, siendo su objetivo principal conservar una correcta postura corporal y ser partícipe en los movimientos

electroestimulacion espalda baja

TENS para el dolor de espalda 

Los fisioterapeutas conocen desde hace mucho tiempo la electroestimulación para aliviar el dolor y utilizan un programa conocido como TENS (Estimulación Eléctrica Nerviosa Transcutánea). 

Este programa es idóneo para tratar dolores en lumbares o cervicales, contracturas, calambres… En general trata de suavizar y calmar las manifestaciones de dolor que puedas sentir. El objetivo no es ejercer ninguna acción sobre los músculos, sino que trata de generar suficientes estímulos de sensibilidad táctil con el fin de no dejar pasar a la médula espinal los influjos dolorosos.

Aunque no lo creas, esto mismo es un acto reflejo que nosotros mismos realizamos cuando nos damos un golpe o sufrimos algún dolor, es conocido como el fenómeno ‘‘Gate control’’ y consiste en frotar la zona del dolor para ‘‘despertar’’ los receptores de la sensibilidad táctil provocando una disminución del dolor. Curioso ¿verdad?

Pues con la electroestimulación en la espalda baja se puede conseguir el mismo efecto, con una duración prolongada, a través de microimpulsos eléctricos que estimulan las fibras nerviosas de la sensibilidad táctil.

Además, con los chalecos de electroestimulación de Wiemspro, no tienes complicación. ¡Olvídate de pensar dónde colocar los electrodos! Su última tecnología permite que el chaleco se adapte a ti cubriendo la zona al completo, lo que te aportará una mayor comodidad y notarás la sensación de hormigueo por todo tu cuerpo. No solo podrás relajar tu espalda e inhibir el dolor, sino que también está diseñado para que lo puedas usar mientras entrenas, ya que los mejores resultados llegarán si fortaleces la espalda con ejercicios específicos para ella.

¿Cuáles son los beneficios del TENS?

Los efectos que produce la electroestimulación con TENS son analgesia, mejora del riego sanguíneo, disminución de la hinchazón, estimulación muscular y recuperación de lesiones en tejidos blandos entre otros.

Gracias a este método se incrementa el umbral de dolor a la par que disminuye la actividad de las células que causan el mismo.

Igualmente, el efecto anti-dolor se produce poco a poco durante su aplicación hasta alcanzar el máximo después de 20 minutos, perdurando una vez finalizado el programa, durante un periodo de tiempo extendido, según el caso. 

Este programa no tiene límite de aplicación, pudiendo utilizarlo a diario varias veces si fuera necesario.

En resumen

La electroestimulación para la espalda y, en concreto, el programa TENS, ofrece multitud de beneficios para las personas que sufren algún dolor agudo o crónico en la espalda.

El trabajo en profundidad que pone en marcha la EMS hará que tu musculatura se fortalezca en menor tiempo que de manera convencional. Por tanto, aumentará tu resistencia para soportar el estrés y las tensiones del día a día que son las causantes de estimular el umbral de dolor y, como consecuencia, dar lugar a las contracturas provocando malestar general.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
[geot_country_name]