Electroestimulación en lesiones de rodillas

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Electroestimulación en lesiones de rodillas

La rodilla es la articulación más grande del cuerpo humano. Es de vital importancia cuidarlas y mantenerlas fortalecidas, ya que se encargan de soportar el peso del cuerpo cuando corremos, caminamos, o estamos de pie. Sobre todo, porque los músculos de las rodillas son los encargados del movimiento.

Entonces, ¿qué beneficios genera el uso de la electroestimulación muscular en la rodilla? Investiguemos acerca de ellas y la tecnología Wiemspro.

Electroestimulación rodillas con Wiemspro

La rodilla es una articulación que une dos de los huesos más importantes, el fémur y la tibia. Se encuentra en el centro de las piernas y permite a estas girar, que puedan doblarse o rotar. Además, los músculos en la rodilla que se insertan en ella son los que permiten el movimiento y ejercen una gran fuerza.

Entre los músculos más conocidos se pueden destacar, el cuádriceps, el bíceps femoral o el recto femoral. Todos hacen posible el movimiento de las piernas de una u otra forma, y alguno de ellos intervienen incluso en más de un movimiento.

Para fortalecer esta importante articulación, se deben realizar estiramientos rutinarios y actividad física donde se trabajen los músculos de las rodillas. De lo contrario, pueden surgir lesiones que dificulten la movilidad.

«La electroestimulación en la rodilla provoca un aumento de las capacidades físicas, mejorando la salud y ayudando a prevenir lesiones».

La electroestimulación es una herramienta que ayuda a la activación de los músculos de la rodilla y fibras musculares al entrenar, realizar cualquier deporte o ejercicio muscular. También se puede utilizar cuando estás en reposo, ayudando a los pacientes que tienen la movilidad reducida. La electroestimulación en la rodilla provoca un aumento de las capacidades físicas, mejorando la salud y ayudando a prevenir lesiones. También mejora y aumenta la capacidad de rehabilitación tras una intervención o lesión.

Muchos profesionales de la salud y el deporte utilizan la EMS o electroestimulación de Wiemspro para fortalecer y mejorar las capacidades físicas tras una operación, o para conseguir llevar al máximo el potencial físico.

¿Qué músculos componen las rodillas?

En la rodilla intervienen varios grupos musculares que desempeñan un papel importante en su estabilidad y movimiento. Los principales músculos que intervienen son:

1. Cuádriceps femoral: El cuádriceps es un grupo de cuatro músculos en la parte frontal del muslo que se extienden desde la cadera hasta la rodilla. Estos músculos son el recto femoral, el vasto medial, el vasto lateral y el vasto intermedio. El cuádriceps es responsable de la extensión de la rodilla, es decir, enderezar la pierna.

2. Isquiotibiales: Los isquiotibiales son un grupo de tres músculos en la parte posterior del muslo, que incluyen el bíceps femoral, el semitendinoso y el semimembranoso. Estos músculos se extienden desde la pelvis hasta la tibia y se encargan de la flexión de la rodilla, es decir, doblar la pierna.

3. Músculos de la pantorrilla: Los músculos de la pantorrilla, específicamente el gastrocnemio y el sóleo, también tienen un papel importante. Estos músculos se extienden desde la parte posterior de la rodilla hasta el talón a través del tendón de Aquiles. Ayudan en la flexión plantar del pie y también pueden ejercer un efecto de estabilización en la rodilla.

4. Músculos del muslo medial y lateral: En el muslo, se encuentran los músculos aductores en la parte medial (como el aductor largo, el aductor corto, el aductor mediano, el aductor magnus y el músculo gracil) y los músculos abductores en la parte lateral (como el tensor de la fascia lata y los glúteos medio y menor). Estos músculos desempeñan un papel en los movimientos de aducción y abducción de la rodilla.

Estos grupos musculares trabajan en conjunto para proporcionar estabilidad, control y movimiento a la articulación de la rodilla. Un buen equilibrio y desarrollo de estos músculos es importante para el funcionamiento adecuado de esta y la prevención de lesiones.

El papel de la electroestimulación en las lesiones de rodilla

Como hemos hablado anteriormente, las rodillas sufren mucha presión al soportar el peso y estar involucradas en todos los movimientos de las piernas. Es por eso que, para evitar lesiones, se deben realizar habitualmente ejercicios que las fortalezcan y nos ayuden a prevenir el deterioro de las rodillas.

Las lesiones de rodilla afectan principalmente la limitación de movimiento. Dentro de estas lesiones, se pueden encontrar algunas muy comunes, como por ejemplo:

  • Esguinces: Se producen por una rotura parcial o total de algunos de los ligamentos de la rodilla.
  • Distensión o músculo estirado de rodilla: Suele producirse por la realización excesiva de ejercicios físicos.
  • Rotura de ligamento: Este tipo de lesiones se produce cuando realizas un movimiento brusco de rodilla, y esta, no es capaz de soportarlo.  Esta lesión es la más habitual entre deportistas de élite, que someten las articulaciones a una mayor presión.
  • Tendinitis rotuliana o rodilla del saltador: Es una lesión que se produce por sobrecarga, cuando la realización reiterada de una acción lesiona la rodilla. Puede aparecer al saltar, correr, o cambiar de dirección con frecuencia.
electroestimulación rodillas

Cuando el cuerpo sufre una lesión, los tratamientos suelen variar en función de la gravedad. Sin embargo, durante la recuperación o una vez recuperado, lo más importante es fortalecer los músculos de la articulación, en este caso las rodillas, para evitar sufrir nuevas lesiones.

La electroestimulación para las rodillas es una herramienta muy valorada entre expertos para la rehabilitación o recuperación cuando se produce una lesión en las rodillas, o simplemente para fortalecerlas durante el entrenamiento.

Uno de los momentos de mayor utilidad es al salir de una operación. Cuando nos realizan una intervención en la rodilla, los músculos se desinhiben y pierden fuerza, por lo que se necesita recuperarlos para volver a la normalidad cuanto antes. Estos músculos pueden acelerar su recuperación mediante el sistema de electroestimulación para las rodillas, ya que sus descargas provocan un aumento en el reclutamiento de fibras y mejoran la recuperación muscular.

Ejercicios para fortalecer los músculos de las rodillas

Desde Wiemspro, queremos ayudarte a tener unas rodillas fuertes y sanas, por lo que te recomendamos varios ejercicios que te serán de gran utilidad y que podrás hacer en casa sin necesidad de ayuda:

Ejercicios de propiocepción

Estos ejercicios te ayudarán a mejorar el equilibrio, la estabilidad, la coordinación y la fuerza. Este tipo de ejercicios es muy importante ya que mejorará tu capacidad de reacción ante determinadas situaciones como, por ejemplo, un tropiezo. Es muy sencillo, simplemente, con la pierna estirada, contraer el cuádriceps durante 2 segundos y después relajarlo durante otros 2 segundos. Podemos realizar este ejercicio en intervalos de 10 movimientos, y nos ayudará a despertar el músculo.

Isométrico en 4 direcciones

Empuja el pie contra el suelo, primero con la punta del pie, después con el talón, y lo mismo con la parte interna y externa del pie. Cuando realices este ejercicio, recuerda sentir la tensión en la rodilla.

Ejercicio de carga y equilibrio

Si los anteriores eran sencillos, este lo es más. Simplemente debes levantar una de las dos piernas doblándose por la rodilla sin llegar a un ángulo de 90º, y mantente en equilibrio con la otra pierna doblando la rodilla apenas 5 grados. De esta forma, se provoca tensión sobre la rodilla de la pierna que está en el suelo, lo que ayudará a fortalecer los músculos y mantener el equilibrio.

Tensión y flexión

Levanta ligeramente el pie del suelo, y realiza movimientos de tensión y flexión, como si quisieras limpiar una mancha del suelo con la suela. Dar cera y pulir cera.

¿Qué dice la ciencia de la electroestimulación para la rodilla?

La ciencia ha investigado ampliamente el uso de la electroestimulación para el tratamiento de problemas de rodilla. Los estudios han arrojado resultados mixtos, pero en general, sugieren que la electroestimulación puede ser beneficiosa en ciertas circunstancias.

El sistema TENS de rodilla, por ejemplo, ha sido objeto de numerosos estudios que han evaluado su eficacia como analgésico para el dolor de rodilla. Algunos estudios han encontrado que la estimulación eléctrica transcutánea puede reducir de manera significativa la intensidad del dolor en personas con artritis de rodilla, lesiones deportivas o después de cirugías. Sin embargo, otros estudios no han encontrado diferencias significativas en comparación con placebos o tratamientos convencionales.

El sistema EMS ha sido estudiado principalmente en el contexto de la rehabilitación y el fortalecimiento muscular. Se ha demostrado que la electroestimulación para la rodilla puede mejorar la fuerza y la función muscular en personas con lesiones de rodilla, así como también en aquellos que se están recuperando de cirugías como la reconstrucción de ligamentos o la artroplastia de rodilla. Al fortalecer los músculos alrededor de la rodilla, se puede mejorar la estabilidad y reducir el riesgo de futuras lesiones de rodilla.

electroestimulacion rodilla evitar lesiones

Se pueden encontrar artículos científicos sobre experimentos realizados con electroestimulación para la recuperación de lesiones de rodillas, así como para evitar dolores. 

Bassas García, en 2017, realizó un análisis de un protocolo de ejercicios y electroestimulación de rodillas. Los resultados encontrados mostraron que los índices de recuperación del saltador mejoraron con el uso de la electroestimulación y que, al eliminar la electroestimulación para la recuperación de lesiones de rodillas, los niveles de readaptación volvían a disminuir, ralentizando la rehabilitación.

Son varios los artículos que realizan investigaciones acerca de las ventajas o desventajas que produce la electroestimulación en la rehabilitación de pacientes operados de rodillas, demostrando que la mejora del proceso de recuperación aumenta cuando se utiliza la electroestimulación. Pero además, es recomendable su uso combinado con actividad física para lograr mayor tonificación y fortaleza de los músculos de las rodillas y otros. Si aplicas el sistema EMS en la ronda de calentamiento, antes de realizar ejercicios de salto, podrás potenciar tu rendimiento.

Conclusión sobre la electroestimulacón rodillas

Las rodillas son de gran importancia en nuestro día a día, y tener unas rodillas fuertes te permitirán una mejor y más cómoda movilidad, además de mayor seguridad en la prevención de lesiones. El sistema de electroestimulación Wiemspro, aplicado a los músculos de la rodilla, combinado con la realización de ejercicios físicos, mejora la articulación más importante de las piernas, la fortalecen, y tonifican los músculos que la componen.

Comparte este post:

[geot_country_name]