FEDER_ES

WIEMSPRO SL en el marco del Programa ICEX Next, ha contado con el apoyo de ICEX y con la cofinanciación del fondo europeo FEDER. La finalidad de este apoyo es contribuir al desarrollo internacional de la empresa y de su entorno.

Hablamos de Battle Rope, el ejercicio que está de moda

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Battle Rope el nuevo ejercicio de moda

El Battle Rope es un ejercicio que está ganando popularidad a un ritmo muy rápido. De hecho, no resulta difícil verlo en las redes sociales o comprobar cómo las celebridades se ponen a prueba. Pero ¿en qué consiste? ¿Qué beneficios tiene? En este artículo te mostramos todo lo que necesitas saber y te explicamos cómo realizarlo. 

¿Qué es el Battle Rope?

Battle Rope es un ejercicio que proviene del crossfit, por lo que su práctica es bastante exigente. Consiste en mover cuerdas bastante largas y gruesas de distintos modos para inducir una fuerza extrema en los brazos y el core. Durante los últimos años, se ha convertido en una disciplina fundamental en los gimnasios. 

La principal ventaja de esta técnica radica en la gran cantidad de músculos que se ven involucrados. Los que mayor demanda de fuerza reciben son los bíceps y tríceps, aunque los hombros también se ven sometidos a un gran esfuerzo. Por otro lado, el core y la espalda reciben una enorme carga física. 

Además, hay variantes que lo combinan con otros ejercicios o posturas. En estos casos, es posible aumentar la influencia hasta los cuádriceps e incluso los glúteos, especialmente si se ejecuta inclinado hacia delante. Por ello, tanto el tren inferior como el superior se ven beneficiados por esta práctica de alto rendimiento. 

¿Cuál es el origen del Battle Rope?

Hablar del origen del Battle Rope es hacer referencia a la figura de John Brookfield. Es un genetista con amplio interés en el deporte y el desarrollo físico del cuerpo, tanto que llegó a ser líder mundial en fuerza. Claro está que no fue el primero que propuso ejercitarse con cuerdas, pero sí le dio la técnica que aprovechamos hoy en día. 

En sí, esta disciplina es bastante joven, especialmente más allá del crossfit. Por este motivo, no paran de surgir nuevas corrientes y propuestas que consiguen aumentar el protagonismo de otros músculos o llevarlo a cabo de un modo más exigente. Todo esto hace que actualmente tengamos una amplia gama de métodos entre los que elegir. 

Beneficios que aporta el Battle Rope

Esta práctica requiere un esfuerzo muy alto en todo el cuerpo, más aún en el tren inferior. Lo mejor es que es una fuente increíble de beneficios, lo cual permite obtener resultados en poco tiempo. Se trata de una opción estupenda para efectuar un entrenamiento de alta intensidad. 

Quema grasas

El Battle Rope se ha identificado como uno de los mejores para eliminar grasa. Es ideal para hacer cardio de elevada potencia, sobre todo con cuerdas de mayor grosor. Su principal impacto en nuestro organismo radica en la demanda metabólica, que obliga al cuerpo a quemar grasa de manera global y de una forma más rápida. 

Por otro lado, permite combatir la flacidez en los brazos y evitar que aparezca. Del mismo modo, también contribuye a eliminar grasa en los músculos estabilizadores del cuerpo, como el core. Por ello, resulta muy efectivo para tonificar y definir los abdominales y lucirlos con mayor facilidad, por lo que puede ser un buen complemento del entrenamiento convencional. 

Fortalece los músculos

Como las cuerdas poseen un grosor considerable (de al menos 40 milímetros), se puede considerar como un  entrenamiento de fuerza. El continuo movimiento alterno de brazos y piernas provoca un desgaste importante que trabaja sobre las microfibras musculares. De esta manera, estas se rompen y logran aumentar el tamaño de los músculos. 

Tampoco hay que olvidar que esta técnica está involucrada en la resistencia muscular. Si bien no se trata de cuerdas elásticas, sí que generan una especie de resistencia provocada por el movimiento ascendente. Esta se traduce en mayor tensión en los tríceps, los cuádriceps y los músculos que forman el core.

Mejora la salud cardiovascular

Esta disciplina permite estimular la circulación sanguínea, especialmente en el tren inferior. Así, se favorece la oxigenación de los músculos implicados, lo que les permite crecer más y evitar lesiones. A su vez, está vinculado con el buen funcionamiento del corazón, ya que fuerza al cuerpo a acostumbrarse a un gran esfuerzo. 

Cada vez que realizas ejercicios con cuerdas, estás obligando a tu organismo a bombear más sangre para proporcionar más oxígeno a los músculos. Esto hace que aumente su capacidad máxima y mejore su estado general. Lo mismo sucede con los pulmones, que se habitúan a un mayor desgaste respiratorio. 

Evita lesiones

Cuando sometemos a nuestros brazos a una elevada tensión con las cuerdas, estamos previniendo lesiones en la misma zona. Esto se debe a que fortalecemos los músculos, especialmente aquellos que son más propensos a sufrir daños, como los bíceps. Del mismo modo, reforzamos los ligamentos y articulaciones, que suelen estar debilitados en comparación con la musculatura.

Por otro lado, las cuerdas logran activar un número muy elevado de fibras musculares. ¿Qué significa esto? Se potencia la zona de un modo más intensivo y se alcanza incluso las capas más profundas. Este puede ser un estupendo complemento a otros ejercicios que tienen un rango de influencia más superficial.

Conoce los beneficios que tiene hacer Battle Rope

Ejercicios de Battle Rope

Uno de los puntos fuertes de esta técnica es que resulta increíblemente versátil. Por este motivo, hay una gran cantidad de posturas y ejercicios que puedes combinar. Sin duda, recomendamos intercalarlos para no basar el entrenamiento completo en uno solo. Así, se podrán expandir los beneficios al tren inferior y potenciarlos en el superior.

Para comenzar, recomendamos que se escoja una cuerda que no resulte demasiado gruesa. Lo ideal es que tenga entre 30 y 40 milímetros y que esté anclada a una distancia larga para efectuar movimientos más fluidos. 

Básicos

La vertiente más convencional del Battle Rope se lleva a cabo en posición erguida y con dos cuerdas, una a cada mano. Después, las piernas se abren hasta que se encuentren a la altura de cada hombro, mientras que las rodillas permanecen semi-flexionadas. Hay que evitar inclinarse hacia delante y procurar mantener la columna recta. 

Por su parte, el otro extremo de la cuerda no permanece suelto, sino que se ajusta a una superficie fija y estable. La técnica es sencilla, solamente hay que realizar paulatinamente movimientos ascendentes y descendentes. De esta forma, las dos cuerdas suben y bajan a la vez para crear un movimiento conjunto. 

Olas alternas

Esta variante requiere mantener la postura igual, es decir, con el torso erguido y las piernas abiertas a la altura de los hombros. La diferencia respecto al anterior es que se busca alternar los movimientos. Mientras una cuerda sube, la otra baja para generar una especie de espiral.

Para este ejercicio se busca potenciar la coordinación, ya que ambos brazos efectúan trayectorias contradictorias (que no opuestas). Se trata de una técnica muy similar a la anterior que, en principio, no supone un desgaste físico mucho mayor. Por ello, puedes intercambiar para evitar que el entrenamiento te resulte monótono. 

Choque

Para esta tercera modalidad se pretende potenciar la fuerza de los brazos, especialmente en los bíceps. Para llevarlo a cabo, hay que realizar movimientos circulares con ambas cuerdas, que pueden ser opuestos o seguir la misma dirección. También se trabaja la coordinación, pero cobra más protagonismo el desgaste físico que producen los choques. 

En este caso, sí que puedes mantener el cuerpo ligeramente inclinado hacia delante. Eso sí, es fundamental que las piernas también se mantengan más abiertas para evitar el dolor de espalda o cuello. No obstante, lo puedes hacer erguido si lo prefieres, todo depende de cómo mantengas mejor la coordinación.

Electroestimulación con Battle Rope

Si esta disciplina logra activar las fibras musculares, la electroestimulación potenciará aún más el resultado. Se trata de un complemento que los deportistas profesionales utilizan para dar más exigencia a sus entrenamientos y acelerar los resultados. En ese sentido, puede ser una opción estupenda para ti. 

Para llevar el entrenamiento a otro nivel, puedes practicar Battle Rope con un traje de electroestimulación Wiemspro. Su tejido elástico está preparado para resultar cómodo y flexible durante la práctica de este tipo de actividad física. Además, te ayudará a prevenir lesiones y tener una recuperación muscular óptima y eficaz, previniendo las agujetas.

Látigo

Esta variación es completamente opuesta a la primera de todas, ya que se otorga más importancia al movimiento descendente. En lugar de elevar la cuerda y dejarla caer, se hace exactamente lo contrario. Es decir, se desciende como si fuera un látigo y se aprovecha el rebote que genera al impactar contra el suelo. 

Hay dos posturas que te servirán para esta técnica, la convencional (erguido) e inclinado. Es posible que la segunda te resulte más sencilla, sobre todo porque la cuerda cae con más fuerza al suelo y se provoca un rebote mayor. No obstante, tienes que evitar que cada impulso te provoque dolor de espalda o de hombros (no confundas dolor con cansancio por estimulación). 

Conclusión

En definitiva, Battle Rope es un ejercicio que ha llegado para revolucionar el mundo del crossfit. Sin duda, una apuesta para integrar la activación del tren inferior con la del superior a través de un ejercicio sencillo y entretenido. Para conocer cómo funcionan nuestros sistemas y cómo realizar un  entrenamiento con electroestimulación, te invitamos a visitar nuestra web y a suscribirte a nuestro blog para estar informado de las últimas novedades.

Comparte este post:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
[geot_country_name]