FEDER_ES

WIEMSPRO SL en el marco del Programa ICEX Next, ha contado con el apoyo de ICEX y con la cofinanciación del fondo europeo FEDER. La finalidad de este apoyo es contribuir al desarrollo internacional de la empresa y de su entorno.

La importancia del deporte para nuestra salud mental

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Deporte y salud mental

Cada vez es más habitual encontrar estudios que demuestran que cuidar la salud mental y hacer ejercicio físico son dos de las claves para el bienestar general. Establecer y mantener una serie de rutinas saludables ayuda a sentirse mejor. Por ello, en este artículo queremos tratar la relación entre salud mental y deporte.

¿En qué consiste tener una buena salud mental?

La salud mental es el estado de equilibrio que ha de existir entre una persona y el entorno sociocultural que la rodea. Es la base para el bienestar y el funcionamiento objetivo de las personas y de la comunidad en la que viven.

De este modo, es importante incluir el bienestar psíquico, emocional y social; lo que influye en cómo siente, piensa y actúa una persona ante una situación estresante.

¿Qué factores pueden afectar a la salud mental?

Desesperación, inseguridad, cambios sociales rápidos, el riesgo de violencia o los problemas que afectan a la salud física. Asimismo, también influyen las experiencias personales, familiares, laborales y escolares, los valores culturales y la interacción social.

La importancia de tener una buena salud mental

El estado mental define la felicidad. Por eso, aunque no se suelen preocupar por la salud, es importante que, ahora que se sabe la importancia que tiene, se haga y se cuide debidamente. 

Atender las necesidades de la mente no es solo evitar el estrés, ni siquiera negar emociones negativas como la ira, el miedo o la tristeza. Se trata de gestionar de una manera eficaz las emociones y pensamientos diarios.

¿Cuáles son los beneficios de conservar una buena salud mental?

Favorece el equilibrio psicológico y social

Se tendrá un buen estado de salud en la mente si alcanzas un equilibrio contigo mismo y con los demás. De esta manera, se conseguirá gestionar mejor los obstáculos a los que te enfrentas a diario y desempeñarás mejor cualquier tarea.

En cambio, cuando el estado no es óptimo estarás en un estado de ansiedad, agobio y estrés que te puede hacer estallar sin motivo. 

Para gestionar mejor las emociones y pensamientos no es necesario meditar, sino ser consciente de lo que sucede e intentar ser flexible. 

Algo que puede ayudar es realizar una actividad física, pues los beneficios psicológicos del deporte para mejorar la salud mental están contrastados. En esta línea, realizar actividad física con la electroestimulación como suplemento nos puede proporcionar numerosas ventajas, no sólo físicas, como puede ser adelgazar o estar más fuertes. Está científicamente demostrado que un entrenamiento con electroestimulación resulta ser más motivante que un entrenamiento convencional, y es que la experiencia de la electro en nuestro cuerpo es única. Por otro lado, nos ayuda a descansar mejor, combatir el estrés, y liberar tensiones.

Salud mental y deporte

Establece relaciones enriquecedoras y saludables

El ser humano es un ser social por naturaleza, y una buena salud de la mente favorece relaciones enriquecedoras y saludables con el entorno. Esto es algo indispensable para que te sientas mejor contigo mismo.

Si a nivel emocional no se está bien, la capacidad para relacionarte con los demás se verá afectada. Esto puede hacer que te sientas aislado y provocar sensación de soledad.

Recuerda que el aislamiento para no afrontar una determinada situación no es más que un parche que te puede aliviar de forma puntual, nunca una solución.

Contribuye a gestionar el estrés y a mantener la ansiedad a raya

El estrés crónico puede ser el desencadenante de varias patologías. No es lo mismo sentir la adrenalina por el cuerpo ante una situación concreta, que vivir de forma permanente con esa intensidad. 

Esta sensación puede transformarse en ansiedad. Con esta señal se debe tomar consciencia de que algo afecta de manera seria y se está ignorando a sabiendas. Tener buena salud mental  ayudará a mirar las cosas con perspectiva, para evitar que ciertas situaciones nos atormenten continuamente.

Una gestión adecuada del estrés nos empujará a ser más productivos, soportar mejor la presión y evitar la frustración constante. En definitiva, mejorará el estado de ánimo. Un gran aliado para combatir el estrés y liberar tensiones es practicar una actividad física, como la electroestimulación, la cual  proporciona grandes beneficios.

Te ayuda con la presión

Con un buen estado psicológico se tendrá una mejor autoestima. De este modo, podremos enfrentar y afrontar mejor cualquier tipo de presión. 

En definitiva, cuidar de la mente evitará que agentes o circunstancias externas puedan condicionar la felicidad o las decisiones. 

¿Cómo prevenir el estrés, la ansiedad o la depresión?

Una buena salud mental y el ejercicio físico están muy relacionados entre sí. De hecho, si practicas deporte de manera regular, conseguirás liberar endorfinas que mejorarán la sensación de bienestar y eliminarás de la mente las preocupaciones. De este modo, nos alejaremos de la espiral negativa de pensamientos que alimentan la depresión y la ansiedad.

El ejercicio físico habitual nos ofrece una serie de beneficios emocionales muy valiosos:

  • Ganarás confianza: Conseguir tus objetivos deportivos favorece la confianza propia y ponerse en forma te hace sentir mejor con tu aspecto físico.
  • Tendrás mayor interacción social: Al hacer deporte puedes conocer nuevas personas con las que socializar. Además, intercambiar algún saludo o una breve conversación con esas personas mejora tu estado anímico.
  • Afrontarás de una manera saludable tus problemas: Tomar la decisión de realizar ejercicio para controlar la depresión y la ansiedad te hará sentir mejor.

Beneficios psicológicos del deporte

Independientemente del papel que juegan en el organismo sustancias químicas endógenas que mejoran la sensación de bienestar, el deporte en sí mismo produce otros efectos psicológicos. ¿Cuáles? Vamos a verlos.

  • Mejora la condición física general, y eso reduce la posibilidad de sufrir ansiedad, estrés u otros trastornos.
  • Favorece la estimulación sensorial, pues debes prestar atención al entorno, los materiales, los entrenadores, los compañeros…
  • Mejora la destreza psicomotora.
  • Fomenta la comunicación intra e interpersonal y las habilidades sociales.
  • La autoestima mejora conforme vamos superando nuevos retos.
  • Reduce el consumo de ciertos medicamentos, pues ayuda a liberar ciertas sustancias que se segregan al consumirlos.
  • Rodearse de personas con hábitos saludables y eso favorece que se instauren nuevas rutinas que son buenas para ti.
  • Mejora la planificación, pues debemos prestar atención a un horario y ser disciplinado para poder practicar dicha actividad deportiva. Algo que también mejora el sentido de la responsabilidad y la independencia.
  • Estimula el trabajo de la inteligencia emocional, es decir, el autoconocimiento y el autocontrol de las emociones. Además, mejora la eficacia personal, pues ayuda a superar situaciones complicadas.
  • Te ayuda a sobreponerte ante las adversidades. Dicho de otro modo, mejora la capacidad de resiliencia.
  • Favorece la empatía ante los fracasos y las victorias y, también, la resistencia al estrés.
  • Reduce la fatiga subjetiva.

¿Qué relación tienen el deporte y la salud mental?

La práctica deportiva controlada y regular puede ser la solución a los problemas y desequilibrios que genera el estilo de vida actual. Nos referimos a los relacionados con la falta de concentración, ansiedad y estrés.

“El estado físico de una persona está relacionado directamente con el equilibrio mental”.

El equilibrio que produce practicar deporte con asiduidad en la salud mental influye de manera directa en la percepción de un bienestar generalizado.

El estado físico de una persona está relacionado directamente con el equilibrio mental. Practicar deporte es una solución perfecta para tener más energía durante el día y, además, también se obtiene un resultado físico muy positivo. Comenzar a practicar una actividad física favorece un cambio en el estilo de vida de una persona y una nueva actitud mental. 

La repercusión del deporte en el equilibrio mental no es solo una sensación subjetiva, sino que produce un objetivo proceso fisiológico, puesto que se liberan neurotransmisores que generan una sensación de felicidad y relajación.

Además, la actividad física estabiliza determinadas proteínas, actúa sobre el SNC (Sistema Nervioso Central) y evita la aparición de ciertas patologías producidas por el desequilibrio de estas sustancias.

Por estos motivos, el deporte es una pieza clave para tratar las enfermedades mentales, pero también las de otra índole, pues activa el sistema inmunológico y actúa a nivel de la memoria.

Ejercicio físico y deporte

¿Qué deportes son más adecuados para nuestra salud mental?

En principio no hay una disciplina deportiva que sea más eficaz que otra para mejorar la salud mental. Lo ideal es que escojas la que más te guste y la adaptes a tus necesidades, capacidades y edad. De este modo, podrás disfrutar al máximo de la relación entre salud mental y deporte.

Entrenamientos personales con electroestimulación

Los entrenamientos individuales potencian las habilidades para convertirse en una persona más independiente y favorecen la superación personal. Una buena forma de hacerlo es con EMS o electroestimulación. Gracias al chaleco o biotraje de electroestimulación, con esta técnica puedes obtener beneficios que te permitirán rendir más en tu entrenamiento habitual.

Clases en grupos 

Por otro lado, las clases grupales potencian las relaciones interpersonales, aumentan la motivación y reducen las excusas. Tener el sentimiento de pertenencia a un colectivo puede ser muy interesante en personas que no tienen un grupo de amigos y fomenta la competitividad sana.

Además, en los entrenamientos y clases grupales se experimenta un mayor nivel de disfrute, satisfacción y esfuerzo. Eso, al final, influye de manera positiva en la experiencia general. ¿Sabías que el sistema Wiemspro está preparado para realizar entrenamientos grupales de electroestimulación hasta 12 personas? Entrenar de forma grupal, y conseguir resultados visibles personalizados a objetivos individuales nunca fue tan fácil.

Entrenar con amigos

Entrenar con los amigos no solo hace que no decaiga la motivación y que os animéis unos a otros, sino que contribuye a hacer piña y a que estéis más unidos. Además, los entrenamientos serán mucho más divertidos.

En definitiva, escoge el ejercicio físico con el que mejor te sientas, pues cualquier deporte te ayudará a tener una buena salud mental. Si todavía no has probado la EMS y no sabes todo lo que puede hacer por ti, te animamos a que te suscribas a nuestro blog para mantenerte al tanto de todas las novedades.

Comparte este post:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
[geot_country_name]