FEDER_ES

WIEMSPRO SL en el marco del Programa ICEX Next, ha contado con el apoyo de ICEX y con la cofinanciación del fondo europeo FEDER. La finalidad de este apoyo es contribuir al desarrollo internacional de la empresa y de su entorno.

Los bailarines profesionales de Ballet entrenan con Electroestimulación

Ballet

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

La electroestimulación ha demostrado ser una de las técnicas de entrenamiento más eficaces. Su poder a la hora de tonificar los músculos en profundidad ha quedado comprobado en numerosos estudios a lo largo de los años. En anteriores ocasiones, hemos visto cómo puede ser de gran utilidad para potenciar el rendimiento de los deportistas. Pero ¿sabías que los bailarines de ballet profesionales también usan la electroestimulación en sus entrenamientos? En este artículo te explicamos más. 

¿Qué es el Ballet?

Popularmente, se considera que es un baile, más concretamente, de estilo clásico. En cierta medida, es verdad, aunque conviene añadir varios matices. En primer lugar, porque las destrezas físicas como la flexibilidad, la fuerza en las extremidades o la velocidad adquieren mayor importancia. Todo esto hace que sea una modalidad mucho más exigente que la mayoría de las demás. 

A su vez, la dificultad de este tipo de baile se debe a la coherencia. El bailarín debe expresar un argumento a través de una serie de pasos que necesitan seguir un orden específico, o llamado de otra manera, cuenta una historia a través de la caracterización y expresión corporal. Solo así consigue transmitir emociones al público sin hablar ni letras propias de la música.

Para complementar esta disciplina y hacerla más bella, se suele acompañar de una obra clásica interpretada, generalmente, por una orquesta. La lírica y el teatro pueden formar parte de un mismo espectáculo junto con el baile clásico, tal y como han hecho durante los siglos. Todo esto, además, requiere una mayor coordinación por parte del bailarín, lo que se traduce en un esfuerzo físico mayor. 

¿Qué es el Ballet Fit?

Esta disciplina emergente proviene del mundo anglosajón (Estados Unidos y Reino Unido, principalmente) y se ha extendido por todo el planeta. Nuestro país no ha sido ajeno a esta moda y, en consecuencia, se han abierto multitud de academias de este nuevo arte.

Básicamente, se trata de una mezcla entre pilates, yoga y, por supuesto, el baile clásico. Sin embargo, no es una simple combinación, sino que sus movimientos están perfectamente diseñados para que representen lo mejor de los tres estilos. Se busca, de esta manera, la armonía de la danza, la flexibilidad del yoga y la fuerza estática del pilates

Es cierto que esta técnica está al alcance de cualquiera que se lo proponga, pero también hace falta un gran trabajo físico para ejecutar las diferentes posiciones con maestría. Afortunadamente, todo se puede conseguir con el tiempo y una disciplina de tonificación y preparación efectiva. 

Electroestimulación y Ballet

La electroestimulación ha estado ligada a la danza desde hace muchos años. Y como hemos podido ver hasta ahora, este baile clásico requiere un nivel de desarrollo físico bastante exigente. Lo importante es tonificar los músculos y aumentar la fuerza para poder llevar a cabo las posiciones y movimientos de una manera fluida. 

Si le preguntas a un bailarín clásico por las partes de su cuerpo que más trabaja, la respuesta será muy concisa: las piernas y el tronco. Solo imagínate las horas de entrenamiento que le tienen que dedicar para moverse por el escenario con comodidad y, sobre todo, naturalidad. 

Por si no sabes qué es EMS, te lo explicaremos de modo resumido. Básicamente, se trata de un entrenamiento que recurre a impulsos eléctricos que ejercen su influencia en determinados músculos seleccionados. Gracias a estos, podemos tonificar y aumentar su potencia de una forma mucho más cómoda y, sobre todo, efectiva.

Durante los últimos años, hemos visto cómo la electroestimulación se ha colcoado entre numerosos deportes. Por ejemplo, ya forma parte de los métodos de preparación del tenis, la natación o incluso el fútbol. Pero ¿cómo ha hecho para ganar popularidad en una disciplina tan clásica como la que nos ocupa?

Consigue mayor rendimiento con electroestimulación

No podemos obviar un hecho sobre la danza clásica. Son muchas las personas que se deciden a practicarla y terminan abandonando por no tener la actitud de trabajo y esfuerzo adecuada. ¿Sabes lo complicado que puede ser moverse por el escenario ejecutando una serie interiorizada de pasos? Imagínate lo enriquecedor que resulta para el bailarín comprobar el resultado final de su coreografía. 

El primero de ellos es innegable: el físico, del que profundizaremos en el siguiente apartado. Después, tenemos que hacer referencia al aspecto emocional. Los bailarines que apuestan por esta tecnología necesitan realizar un menor desgaste psicológico, y para ello, optimizar el trabajo físico es crucial. En ese sentido, la EMS permite aprovechar mejor el tiempo de ensayo y, en consecuencia, aumentar el rendimiento.

Fortalece tus músculos con el ballet y la electroestimulación

Fortalece músculos

Los expertos indican que la EMS puede ser de gran utilidad por sí sola. No obstante, nosotros recomendamos combinar esta técnica novedosa con el ejercicio convencional. Sea cual sea la elección, podrás aprovechar los siguientes beneficios de la electroestimulación para la danza:

  • Tonifica el cuerpo: al mejorar la forma física, es posible bailar con mayor soltura. 
  • Potencia la fuerza: dota de mayor fuerza al tronco y las piernas, principalmente. 
  • Aumenta la masa muscular: esta es la responsable de la fuerza explosiva, necesaria para ejecutar pasos complicados. 
  • Optimiza la flexibilidad: gracias a esta destreza, el bailarín puede moverse con fluidez. 

Recuperación muscular con electroestimulacion

Por su elevado grado de esfuerzo físico, los bailarines profesionales tienden a sufrir lesiones musculares. Como sucede con la mayoría de los deportes, esto llega a convertirse en algo bastante frecuente. Sin embargo, una mala recuperación puede ser la causa de que el problema se acentúe con el tiempo, llegando a repercutir en la vida cotidiana. 

Dentro de la EMS hay varios tipos de corrientes. En función de cuál escojamos, podemos beneficiarnos en cierto modo, como es el caso de las corrientes analgésicas, o llamado de otra manera, electroestimulación TENS para tratar lesiones. Su principal función es minimizar la sensación de dolor al trabajar sobre la zona lesionada, de forma que se evite su extensión hacia otras áreas del cuerpo. 

Mejora la flexibilidad con electroestimulación

¿Sabes cómo ser más flexible gracias a la EMS? Fácil, con entrenamientos cíclicos. Consiste en estirar el músculo hasta que se produce un fenómeno denominado “sensación de tope elástico”, que se corresponde con el máximo que podemos alargarlo. Posteriormente, se vuelve a repetir el proceso para mejorar esta destreza progresivamente. 

Esta es solo una de las técnicas habituales, pero hay muchas más. Recuerda que una de las ventajas que tiene este sistema es, precisamente, que se puede trabajar de manera profunda. En consecuencia, los ligamentos adquieren mucha más elasticidad, uno de los puntos más valorados por los bailarines expertos.

Mejora la concentración con electroestimulación

El principal enemigo de un entrenamiento efectivo es la desconcentración. A la hora de realizar los ejercicios convencionales, tendemos a perder la atención fácilmente por la exigencia de la actividad. Con la EMS, es mucho más sencillo focalizar la mente en nuestro progreso para aumentar así la motivación y la memoria.

Aunque se trate de una modalidad de ejercicio diferente a la convencional, es bastante dinámica. ¿Qué significa esto? Que el cuerpo nunca se trabajará de la misma forma, sino que habrá que adaptarse a los cambios en los músculos. Para conseguir unos resultados mucho más sólidos, es primordial concentrarse en el efecto de las corrientes. 

Beneficios de la electroestimulación

Ya hemos visto que la EMS puede ser increíblemente efectiva para los bailarines. Pero ¿qué otros beneficios tiene la electroestimulación tiene para el público en general o para los deportistas?

Mejorar el rendimiento deportivo es una meta que todos los deportistas tienen, desde los principiantes hasta los expertos. Sin embargo, y aunque no existe un solo secreto para alcanzarla, sí es posible trabajar varios factores. En este sentido, la electroestimulación contribuye a agilizar el progreso desde varios ámbitos, tanto emocionales como físicos, al estimular mayor número de fibras musculares. 

“La EMS se encarga de aportar ese pequeño factor diferencial que puede faltarle a estos profesionales para alcanzar la perfección en sus movimientos”.

Cuando los músculos se lesionan, pueden estar en una tensión extrema que es la responsable del dolor. En estos casos, la técnica que nos ocupa consigue relajarlos al imitar las señales que el sistema nervioso central envía al periférico. A su vez, también ayuda a evitar la atrofia muscular que suele aparecer si el tiempo de recuperación es muy elevado. 

Electroestimulación para bailarines profesionales

Cuando se alcanza un determinado nivel de maestría, los requerimientos físicos son mucho más elevados. Es aquí donde entra en juego, casi inevitablemente, la influencia de los sistemas tecnológicos. De esta manera, la EMS se encarga de aportar ese pequeño factor diferencial que puede faltarle a estos profesionales para alcanzar la perfección en sus movimientos. 

Incluso durante los periodos de inactividad, esta técnica resulta indispensable. Y es que, más allá de los ensayos, hay mucho trabajo por hacer. Los bailarines profesionales recurren a la electroestimulación para recuperar sus músculos después de una práctica de varias horas, o incluso para recuperarse de lesiones más rápidamente

Todo esto forma parte de un ámbito que está ganando cada vez más importancia. Esta técnica novedosa está presente tanto en las etapas de formación como en el mundo profesional. La clave es aprovecharla al máximo para optimizar su influencia sobre nuestro cuerpo. 

Ballet como método fitness

Conclusión

En resumen, el ballet profesional de hoy en día casi no se entendería sin la electroestimulación. Recuerda que una combinación entre las corrientes suaves y el ejercicio convencional logrará potenciar aún más los resultados. Si necesitas más información, en nuestro blog te mostramos todo lo que necesitas saber. ¡No dudes en suscribirte!

Comparte este post:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
[geot_country_name]